Ayudas

Los parados podrán cobrar de una vez el 40% de la prestación para hacerse autónomos

El Consejo de Ministros aprobó el viernes un Real Decreto para que los parados que se conviertan en autónomos cobren, de una sola vez, hasta el 40% de la prestación de desempleo que les corresponde, para poder hacer frente así a los gastos de inicio de actividad.

El resto de la prestación podrán destinarla al pago de las cotizaciones sociales, informa la referencia del Gabinete.

De esta manera, el Gobierno duplica la ayuda inicial que daba a los parados (del 20% al 40%) que se inscriben en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) para constituirse como autónomos o como socios de cooperativas o sociedades laborales.

Según el Ministerio de Trabajo, la medida permitirá que los parados que se acojan a ella dispongan de 4.240 euros de media para la inversión y unos 6.400 para reducir el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social.

El 90% de las personas que se han beneficiado de esta medida (en vigor desde 2002), continúa su actividad, y el 10% restante la mantuvo durante, al menos, un año.

El Real Decreto incluye además la posibilidad de que trabajadores que han tenido una relación laboral temporal previa con cooperativas o sociedades laborales, no superior a veinticuatro meses, en lugar del límite vigente de doce meses, puedan cobrar toda la prestación por desempleo para aportarla a estas empresas de autoempleo colectivo y ser socios trabajadores.

También se amplía el importe de la prestación que se puede percibir en un pago único para ser socio trabajador de una cooperativa, al extenderlo también a las aportaciones voluntarias y a la cuota de ingreso en la misma y no sólo a la aportación obligatoria. Por último, se adelanta el abono de la prestación mensual en vez de trimestral para subvencionar la cotización del trabajador autoempleado a la Seguridad Social. Con esta norma, Trabajo pretende responder a las demandas planteadas en el diálogo social por los representantes de la economía social y de las organizaciones de autónomos.

En los años ochenta, los parados podían cobrar de una sola vez el 100% de la prestación para constituirse como autónomos, pero el elevado nivel de fraude de esta medida obligó a terminar con ella.