Política comunitaria

Barroso y Zapatero se reunieron en Madrid para para hablar de la OPA sobre Endesa

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, viajó el pasado 6 de noviembre a Madrid, en el avión privado del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para hablar, entre otras cosas, de la Oferta Pública de Adquisición de Gas Natural sobre Endesa.

Así lo ha confirmado hoy la portavoz oficial del Ejecutivo comunitario, Pia Arhenkilde, quien aseguró que el viaje se hizo de ese modo por incompatibilidad de agendas. La noticia fue adelantada hoy por El Confidecial.com. "Efectivamente, Barroso fue invitado para encontrarse con el presidente español el 6 de noviembre, no para debatir específicamente un caso de competencia, sino toda una serie de temas, incluidas las reglas de fusiones, pero sobre todo, para hablar sobre las reformas, las perspectivas financieras para el periodo 2007-2013 y la inmigración", manifestó.

Según ha explicado, utilizar el avión de Zapatero "era la única forma de encontrarse" porque "las agendas coincidían fuera del horario de vuelos regulares". De hecho, apuntó que Barroso regresó a Bruselas también en el "Mister", más tarde de las doce de la noche.Preguntada directamente sobre si el caso Endesa-Gas Natural fue debatido, Arhenkilde aseveró: "Efectivamente, las reglas de fusiones han sido mencionadas en la reunión, así como las evoluciones técnicas y los hechos".

En este sentido, el portavoz de la comisaria de Competencia, Neellie Kroes, quiso recalcar que toda decisión en materia de fusiones, concerniente a la competencia o no, se analiza "únicamente por razones factuales y jurídicas". "No es posible tomar decisiones políticas porque no queremos tomar decisiones políticas que puedan ser contestadas en el Tribunal de Justicia de la UE", subrayó Jonathan Todd.

"La decisión de la Comisión de no aceptar las cifras que proponía Endesa se basó en argumentos factuales y jurídicos", insistió. El dictamen de Bruselas de inhibirse en el caso Endesa-Gas Natural y dejarlo en manos de las autoridades nacionales por considerar que no es una operación de dimensión comunitaria se hizo pública el 15 de noviembre.