Legal

El Congreso rechaza las enmiendas a la nueva ley de capital riesgo

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó ayer las enmiendas del Senado al proyecto de ley reguladora de las entidades de capital riesgo y sus sociedades gestoras, con lo que el texto legislativo se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) sin introducir ninguna modificación con respecto al texto que salió de la Cámara Baja a finales del pasado mes de junio, informa Europa Press.

En general el nuevo texto ha sido recibido positivamente por el sector. La nueva ley agilizará los trámites para la constitución de sociedades y favorece el acceso de inversores privados e institucionales al sector. Distingue entre fondos y sociedades de inversión que fundamentalmente inviertan en entidades de capital riesgo, una medida solicitada por el sector y que está ideada, según el texto, 'para atraer al capital riesgo al inversor minorista'.

La nueva ley crea una nueva modalidad de fondos de fondos que podrán invertir en sociedades de capital riesgo, con la condición de que canalicen a este destino al menos el 50% de su patrimonio y sin poder acumular más del 40% en una sola firma.

El cambio legislativo se produce en un año récord de inversión para el capital riesgo en España. En 2005 la inversión del sector se acercará a los 4.000 millones de euros, más del doble de lo que solía alcanzar anualmente en el último lustro. Por primera vez España ha acogido operaciones superiores a los 1.000 millones de euros lo que ha llamado la atención de inversores de todo el mundo por el mercado español.

La asociación que reúne a la mayoría de las sociedades que operan en España, Ascri, ha sido uno de los artífices del cambio legislativo. El Gobierno del PSOE también ha demostrado sensibilidad hacia un sector con fama de una agresividad empresarial excesiva, habiendo modificado el texto legislativo en poco tiempo -el cambio se gestó poco después de que Rodríguez Zapatero fuera nombrado presidente- e impulsando un fondo de 200 millones que verá la luz a principios de 2006.