Seguros

Intur critica la intervención de Ocaso, Mapfre y Santa Lucía en el sector funerario

El grupo Intur, participado en un 75% por Acciona y en un 25% por Caja Madrid, criticó ayer la intervención de las compañías aseguradoras Ocaso, Mapfre y Santa Lucía en el sector funerario.

La empresa funeraria presidida por Ricardo Molina presentó un informe realizado por el Instituto de Empresa en el que se pone en duda la legalidad de la actuación de las aseguradoras en el sector funerario. En él se explica que la actual regulación 'prohibe a las compañías aseguradoras el ejercicio de cualquier actividad comercial distinta a la actividad aseguradora' y que sin embargo 'las compañías aseguradoras de decesos se encuentran en un claro proceso de integración vertical hacia delante'.

Mapfre participa en el sector funerario a través de su filial Gesmap, Ocaso lo hace a través de Servisa y Santa Lucía con Albia. Este periódico se puso ayer en contacto con las tres compañías, pero no fue posible recabar su postura ante el estudio del Instituto de Empresa, dirigido por el profesor Francisco Marcos. Desde Mapfre declinó hacer comentarios sobre el tema.

Según el estudio estas tres compañías 'controlan alrededor del 50% de las prestaciones anuales de servicios funerarios en España'.

En él se subraya que dada 'la falta de transparencia en la información al asegurado, no existe un conocimiento generalizado del coste real de este tipo de seguros' y se afirma que el precio ofrecido podría resultar 'desproporcionado'.

El informe sostiene que estas 'prácticas de abuso de la situación de dependencia económica de las empresas funerarias por parte de las compañías de seguro podría constituir una modalidad especial de abuso de posición de dominio, también sancionada por la Ley de Defensa de la Competencia'. 'Vamos hacia el monopolio de las compañías de seguros', dijo durante la presentación del informe Ricardo Molina, que demandó una mayor clarificación legal sobre la cuestión.

Crece el beneficio semestral

Intur ganó en el primer semestre del año 5,2 millones de euros, frente a los 3,4 millones logrados en el mismo periodo de 2004, y una facturación de 66,1 millones. La compañía tiene una cuota de mercado en España del 12%.