La situación de la economía española

Solbes apuesta por un crecimiento superior al 3,3% en 2005 y un déficit un punto inferior al 3,5% actual

Solbes es optimista sobre la situación económica de España. El vicepresidente económico ha hecho balance del año y medio de gestión del Gobierno del PSOE al término del Consejo de Ministros y no ha dudado en calificar de ¢buen momento económico¢ el que vive España. Solbes subrayó que nuestro país ha sorteado un contexto internacional complicado en este periodo y apostó por que 2005 termine con un crecimiento superior al 3,3%, con una reducción notable del déficit del Estado y superávit de las administraciones públicas, un aumento importante del empleo y unas tensiones inflacionistas más o menos controladas. También aseguró que hará ¢todo lo posible¢ para facilitar el acuerdo en la reforma laboral, a ser posible, para la semana que viene.

Solbes no alabanzas a la situación actual.A pesar de los riesgos que entraña el alto precio del crudo, la evolución de la economía española está siendo "muy satisfactoria", aseguró. Está creciendo a un ritmo del 3,4%, "tres veces más que la media de la zona euro", por lo que calificó de "prudente" la previsión de aumento del PIB del 3,3% en 2005.

Los datos de empleo publicados hoy, que sitúan en desempleo en el 8,4% en septiembre, por debajo de la media europea por primera vez desde que España entró en la UE, en 1986, le ayudaban en su optimismo. Dos de cada tres nuevos empleos en Europa se crean en España, que tiene, en este momento, la "mayor tasa de ocupación de su historia", dijo.

Utilizó estas cifras de empleo para considerar que "esta situación es un punto de partida fundamental que nos debe permitir avanzar en el diálogo social para reducir la temporalidad, donde tenemos un largo camino por recorrer", dijo, añadiendo que el Gobierno hará "todo lo posible" para alcanzar un acuerdo en la mesa de la reforma del mercado de trabajo.

Superávit histórico pero precaución para el futuro

Solbes también destacó que "por primera vez en la historia de la democracia", el conjunto de las administraciones públicas cerrará sus cuentas este año con superávit, en una sociedad con un nivel de vida "cada vez mejor". Así, España es uno de los tres países de la zona euro, con Bélgica y Finlandia, que tendrán este año superávit en sus cuentas públicas. A finales de año la Administración Central se situará en el "entorno del equilibrio", frente al déficit del 0,4% inicialmente previsto, y la Seguridad Social registrará un superávit de alrededor de un punto, con lo que el superávit del conjunto de las administraciones públicas será superior al 0,1% previsto.

Pese a este buen momento económico, el vicepresidente admitió que España debe prepararse para afrontar los retos del futuro y, por ello, el Gobierno seguirá dotando el Fondo de Reserva, que a finales de 2006 contará con más de 32.000 euros, para hacer frente al futuro de las pensiones, y continuará con el proceso de reducción de la deuda pública, con el objetivo de que a finales de la legislatura se sitúe por debajo del 40% del PIB.

Sobre la inflación, Solbes afirmó que, pese al repunte de los ultimos meses por el encarecimiento del crudo, la economía española "está haciendo frente" a las tensiones en los precios y vaticinó que en 2006 el IPC se situará más cerca del 2,5% que del 3,5% actual. El ministro comparó la situación actual con la de 2002, cuando la inflación se situó en el 4% con un precio del crudo de 28 dólares el barril, mientras que ahora está en el 3,5%, con el barril a 58 dólares y con un crecimiento económico también superior al de aquel año.