Pymes

Gastón y Daniela se lanza al mercado chino

Cuando el sector textil mira a China como una gran fábrica, la histórica firma de tejidos de alta decoración Gastón y Daniela prepara su entrada en el mercado asiático, donde asegura que hay consumidores deseosos de productos europeos

La compañía textil Gastón y Daniela está dispuesta a desafiar la tendencia del sector textil y prevé abrir mercado en China con sus productos fabricados en Europa. El director de la compañía, Pablo Grande, adelantó a Cinco Días que la empresa está negociando 'con otras empresas del mismo nivel' la creación de un grupo para entrar en China en busca 'de esos nuevos consumidores de alto nivel adquisitivo que quieren productos europeos de alta calidad'.

Según Grande, este grupo de empresas, de las que no quiso desvelar aún los nombres, crearán una joint venture con una empresa china para abrir dos exposiciones permanentes en Shanghai y Hong Kong. Esta expansión asiática, 'que no sólo afecta a China, si no también a otros países con potencial como Singapur, Indonesia o Tailandia', forma parte del plan estratégico que ha puesto en marcha la centenaria firma de telas y tapizados para la decoración y con el que pretende alcanzar unas ventas de 65 millones de euros a finales de 2009.

Gastón y Daniela factura en la actualidad unos 45 millones de euros, de los cuales el 40% provienen de las ventas al exterior, con Estados Unidos como principal mercado. El resto del negocio se reparte entre las tiendas, tanto propias como franquiciadas, la venta a mayoristas y la división desde la que se atiende tanto a la decoración de hoteles (trabajan para las principales cadenas del país), oficinas o restauración de distintos edificios, la mayor parte propiedad de Patrimonio Nacional, como el Palacio de Aranjuez, terminado recientemente. Esta última línea de actividad supone un 24% del volumen total del negocio.

Asia, sólo como cliente

La empresa no contempla en sus planes 'ni a corto plazo ni en el futuro' trasladar su producción a Asia, como está ocurriendo en muchas firmas textiles, según explica Grande. La compañía no fabrica directamente. Diseña sus modelos y se encargan a fábricas ubicadas en España, el 50% de la producción, Italia, el 35%, y Francia, el 15% restante.

'Los países asiáticos son fabricantes de peso, no de calidad', asegura el director general de Gastón y Daniela, que afirma que el sector textil de países como China o la India está muy lejos de los niveles de calidad que requiere el tejido para la alta decoración. 'Para poder hacer lo que nosotros solicitamos a nuestros fabricantes son necesarias máquinas muy complejas de las que no disponen las industrias asiáticas', apunta Grande.

'Nosotros sólo contemplamos estos países como mercados de futuro, ya que crece a gran velocidad el segmento de gente que quiere comprar el glamour de Europa, y eso sólo lo podemos ofrecer si mantenemos una calidad que no se puede conseguir fabricando en unos telares que no se han mecanizado como sí han hecho las empresas españolas, por ejemplo', afirma el directivo de la empresa textil.

La continuidad familiar, garantizada

El pasado mes de mayo la compañía sufrió un duro golpe con el fallecimiento de Guillermo Wakonigg Figueras, vicepresidente de la compañía, en un accidente de tráfico en el que también perdieron la vida su esposa y sus tres hijos. A pesar de esta desgracia, el director general de la empresa, Pablo Grande, asegura que la continuidad de la familia al frente de la empresa que desarrollaron Gastón Poirier y Daniela Bolivar en el siglo XIX en Bilbao está garantizada. 'Vamos por la cuarta generación y están resuelta la sucesión', señala Grande.