Automoción

Los sindicatos dan por cerrada la posibilidad de acuerdo con GM para fabricar el Meriva

Los sindicatos del comité de empresa de General Motors España han dado por finiquitada la posibilidad de alcanzar un acuerdo sobre las condiciones laborales y retributivas para la fabricación de la segunda generación del Meriva en la planta de Figueruelas (Zaragoza). Aunque el comité de empresa de GM España había rechazado desde el principio el plan de recortes salariales y de derechos presentado por la dirección de la compañía el pasado día 14 de septiembre para evitar que el nuevo modelo del Meriva se fabrique en Gliwice (Polonia), las centrales habían pedido tiempo para negociar, con lo que dejaban abierta la posibilidad de llegar a un acuerdo, que ahora se esfuma.

El secretario de la Sección Sindical de UGT en General Motors España, Fernando Bolea, explicó que "no hay ninguna posibilidad" de pacto, porque ninguno de los sindicatos que hasta ahora han rechazado las propuestas de la empresa y el Gobierno de Aragón (CC OO, OSTA y CGT) está dispuesto a entrar en ninguna negociación o cambiar de posición.

Antonio Carvajal, de CCOO, subrayó que "no procede" introducir ninguna cláusula de tipo laboral cuando los equipos económicos y financieros de la empresa ya están estudiando la propuesta de la factoría zaragozana para la fabricación del Meriva.

Carvajal resaltó que el sindicato no está dispuesto a "entrar en una especie de subasta" para conseguir la fabricación del coche en Zaragoza a costa de comprometer las condiciones laborales y salariales de los trabajadores en el futuro.

El comité de empresa de General Motors España, que cuenta con una plantilla de 7.600 personas y produce 1.740 coches diarios de los modelos Corsa y Meriva, está formado por 37 miembros, de cuales trece pertenecen a UGT, diez a CCOO, siete a CGT, cinco a OSTA y dos a ACUMAGME.