Transportes

Continúa la huelga pese a los avances en la negociación

El acuerdo de los transportistas de mercancías por carretera con la Administración está sólo pendiente de que el Gobierno acceda a suprimir el denominado céntimo sanitario, después de que en una de las reuniones mantenidas ayer se cerraran sendos acuerdos sobre las medidas demandadas a Trabajo e Interior, según informó el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC). La segunda patronal, Fenadismer, no respalda la huelga.

El presidente del CNTC, Ovidio de la Roza, reveló en un receso de las negociaciones que el sector había rechazado la última propuesta formulada por el Ejecutivo sobre el impuesto con que algunas comunidades gravan el combustible para ayudar a costear la Sanidad, más conocido como céntimo sanitario. Los transportistas piden la supresión total para los conductores profesionales del pago de un tramo de esta tasa. Por ello, De la Roza aseguró que el paro, de momento, continúa, hoy, pendientes de la última propuesta que les presentará el Gobierno a las once de la mañana para solucionar los problemas coyunturales y estructurales.

Con las medidas que demandan al Gobierno, las empresas de transporte pretenden solucionar la crisis estructural que atraviesan debido a su falta de competitividad y fortaleza, mientras que a los cargadores piden una actualización de tarifas para sortear la situación derivada del encarecimiento del combustible, informa Europa Press.

Por su parte, el director general de Transporte por Carretera del Ministerio de Fomento, Juan Miguel Sánchez, afirmó que la negociación que corresponde al Gobierno está 'encarrilada' y presenta un 'importante grado de madurez', tan sólo a expensas de cerrar el mencionado asunto del 'céntimo sanitario'. Sánchez se mostró confiado en poder cerrar un acuerdo a muy corto plazo. El alto cargo de Fomento destacó el 'importante' esfuerzo que el Ejecutivo está realizando para atender a las demandas del sector dado que, según subrayó, han 'puesto sobre la mesa más de 40 medidas'.

Las empresas cargadoras se suman a la negociación para abordar una posible subida de precios

Entre los avances conseguidos destacan las demandas relacionadas con la jubilación anticipada de camioneros que padezcan alguna enfermedad profesional, por lo que a las medidas dependientes de Trabajo respecta, así como las restricciones de circulación y el tratamiento de los conductores en el nuevo carné por puntos, en cuanto a lo que de Interior depende. Durante el fin de semana los transportistas ya cerraron acuerdos sobre todos los temas pendientes de Economía y Hacienda salvo el mencionado del 'céntimo sanitario', y con aquellos competencia de Fomento (inspecciones y carga y descarga).

En las conversaciones del fin de semana quedaron cerrados otros puntos centrales de la negociación, como la supresión del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y la congelación del de Hidrocarburos. A estas dos ayudas de carácter económico hay que añadir la bonificación del 50% que ha logrado también el sector en el pago del impuesto sobre primas de seguro. Además, han conseguido el comprimo de Hacienda de estudiar la creación del gasóleo profesional a partir de 2007.

No obstante, los transportistas recordaron que aunque se llegue a un pacto con el Gobierno, falta todavía por rubricar el que tienen pendiente con los cargadores, a los que piden poder trasladar los costes, que han aumentado por el encarecimiento del gasóleo, a las tarifas en al menos un 14,5% 'para hacer rentables a nuestras empresas'.

Citroën para la producción

La planta viguesa de PSA Peugeot-Citroën decidió suspender su actividad provisionalmente a causa de los problemas en el suministro de uno de los componentes, considerado 'clave' para la producción, debido a los problemas derivados de la huelga en el sector del transporte, según han anunciado fuentes de la factoría. Ante la falta de suministro por parte 'de algún proveedor importante', la dirección de la planta acordó paralizar la producción desde las 6.00 horas de hoy. Esta decisión afectará a los 8.800 empleados de los tres turnos de trabajo, y supone dejar de producir 2.000 vehículos por cada día.

Por otra parte, el abastecimiento de productos alimenticios estuvo ayer garantizado en la primera jornada de paro indefinido de transportistas. Fuentes de los hipermercados y supermercados explicaron que la situación es de tranquilidad, a excepción de algunas zonas del norte del país, donde el paro comenzó la semana pasada.