Agroalimentario

Primera multa a Sada por la salmonelosis de sus pollos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha sancionado con 613.412 euros al grupo Sada por las infracciones detectadas en su planta de Lominchar (Toledo), que este verano provocaron intoxicación alimentaria a más de 2.700 personas, debido al consumo de pollo asado precocinado elaborado en esa fábrica.

El vicepresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, explicó que la sanción al grupo Sada, que comercializa los pollos asados con las denominaciones Pimpollo y Sada, es de grado máximo. De esta manera, la empresa es sancionada por tres infracciones muy graves, debido a los fallos de autocontrol del sistema de producción y a la falta de información facilitada a los servicios de inspección sobre los cambios realizados en la línea de producción.

García-Page ha asegurado que el Gobierno regional podría 'haber atenuado' la sanción, pero que finalmente decidió imponer la multa más grave para este tipo de casos, aunque destacó que el grupo Sada colaboró e informó 'desde el primer momento'.