Gestión de carteras

BBVA capta mil clientes semanales con el gancho de la gestión de carteras

El BBVA ofrece desde hace seis meses a los inversores que dispongan de más de 30.000 euros un servicio de gestión de carteras. Hasta ahora, el banco ha logrado atraer a 12.300 carteras. El ritmo actual de captación es de mil clientes semanales.

El BBVA se propuso en abril popularizar la gestión de carteras, un servicio personalizado del que sólo disponían los grandes patrimonios. Cualquier inversor con más de 30.000 euros, cliente o no del BBVA, podía acceder a este nuevo producto.

El objetivo de captación que se marcó el banco se ha ido moderando. Inicialmente BBVA estimó en 250.000 el número de clientes que contratarían el servicio 'en los primeros meses de funcionamiento', según recogió la agencia Efe el 10 de abril. Sin embargo, hasta septiembre tan sólo se han constituido 12.350 carteras, y la previsión para finales de año es superar los 25.000.

Fuentes del BBVA aseguran, no obstante, que la aceptación de la propuesta ha sido 'excelente'. Gracias a la apuesta del banco por este servicio, explican, muchos pequeños ahorradores pueden invertir en renta variable con más garantías.

BBVA 4,92 3,28%

El asesor que cada cliente tiene asignado analiza su cartera y valora cada mes la necesidad de reestructurarla por cambios en las condiciones del mercado.

Hasta septiembre, el BBVA ha canalizado cerca de 725 millones de euros en alguna de las modalidades de inversión ofertadas. La cartera media gestionada es de 60.000 euros, pero esa cifra recoge distintos perfiles de inversores, desde el pequeño ahorrador, con carteras de menos de 50.000 euros, que representan un 33% del total. Los patrimonios superiores a 150.000 euros son el 27%.

Otras entidades también ofrecen este tipo de servicios, aunque la inversión mínima para acceder a la gestión de carteras suele ser de al menos 60.000 euros.

Un batallón de asesores

Uno de los pilares de esta apuesta es el asesoramiento personalizado. Desde hace dos años, el banco presidido por Francisco González ha formado a 2.750 asesores financieros para que expliquen al pequeño ahorrador los pros y contras de cada modalidad de inversión.

Todos estos profesionales, explican desde BBVA, han obtenido el European Financial Adviser un certificado que les acredita como expertos en asesoramiento financiero.

Esta oferta de gestión de carteras de inversión está ya presente en 2.300 de las cerca de 3.500 oficinas con que cuenta el grupo en España. Para los próximos meses la entidad espera que este servicio se ofrezca en el 95% de las sucursales.

Elegir entre 100 fondos

Cada cartera consta de una media de cinco a seis fondos de inversión, - de renta fija, variable, monetarios, etc. -. Los más de 100 fondos entre los que selecciona la composición particular de cada cliente son del BBVA, aunque algunos de ellos están compuestos a su vez de fondos de otras entidades, aclaran en el banco.

La forma de pago es una de las peculiaridades del servicio, ya que BBVA sólo cobra comisiones de gestión si el cliente obtiene beneficios. De este modo, si los rendimientos son positivos, el inversor que haya elegido una cartera conservadora deberá pagar una comisión semestral del 0,10%, que se eleva al 0,15% si la cartera tiene un riesgo moderado o al 0,20% si la cartera es más arriesgada.

En los cerca de seis meses que el servicio lleva en funcionamiento, el banco se ha embolsado comisiones de casi todos los clientes pues muy pocas carteras han tenido pérdidas. Los mayores rendimientos, del 11,07%, los han obtenido los ahorradores que tienen carteras a cinco años con más presencia de fondos de renta variable. Aquellos que han optado por un perfil más moderado han conseguido una rentabilidad del 7,42%.

El 50% de los 12.000 clientes que han recibido este servicio son clientes que nunca habían participado en inversión colectiva, mientras que el resto ya tenía fondos en BBVA o en otras entidades.