Ventajas fiscales

Toys R Us Iberia crea una filial inmobiliaria con fines fiscales

La filial española de Toys R Us ha decidido agrupar todos sus activos inmobiliarios, 29 tiendas valoradas en más de 125 millones de euros, en una sociedad específica. El objetivo es lograr ventajas fiscales y financieras.

Las últimas tiendas que la cadena de jugueterías Toys R Us ha abierto en la península Ibérica son alquiladas, incluida la que inaugurará el próximo mes de noviembre en Albacete. Sin embargo, la mayor parte de sus establecimientos son propios, según la política de adquisiciones con la que desembarcó en España y que ha mantenido hasta hace poco. Esto le ha permitido contar con unos activos inmobiliarios valorados en más de 125 millones de euros, según el estudio realizado por Richard Ellis.

Ahora, la compañía ha decidido constituir una filial inmobiliaria denominada Toys R Us Iberia Real Estate, con el fin de 'obtener ventajas financieras y fiscales', según la explicación ofrecida por el presidente de Toys R Us Europa, Antonio Urcelay. La empresa cuenta actualmente con 42 tiendas de las que ocho están en Portugal. De las 34 que hay en España, 29 son propias y cinco alquiladas.

'Al reunir todos los activos inmobiliarios en una sociedad independiente nos unimos al modelo internacional que se está extendiendo en el grupo. Esta iniciativa nos permite gestionar mejor los inmuebles, conocer las plusvalías y mejorar la operativa interna aprovechando ventajas financieras y fiscales', asegura el primer ejecutivo de la filial ibérica.

Centros comerciales

Urcelay asegura que prefiere comprar los inmuebles pero la política actual de los centros y complejos comerciales dificulta la adquisición de activos inmobiliarios ya que la mayoría sólo ofrece la posibilidad de alquilar.

La estrategia que han seguido otras grandes cadenas de distribución, entre las que se encuentran Carrefour o Eroski, es la agrupación de todos sus activos inmobiliarios para luego proceder a la venta de los mismos quedándose como inquilinos en los inmuebles. Esto les ha permitido lograr liquidez y financiación para sus proyectos de crecimiento.

La multinacional del juguete fue adquirida el año pasado por un grupo de fondos de inversión tras un proceso de reestructuración del que quedó al margen la filial ibérica. Toys R Us Ibérica es la más rentable del grupo.

Esta posición ha animado al grupo a apostar por la filial que este año prevé crecer más del 7% en ventas y alcanzar los 250 millones de euros. Esta evolución dependerá, no obstante, de las ventas de noviembre y la campaña de Navidad. El incremento porcentual del beneficio será superior.

'Tenemos una fuerte presión de la matriz para abrir más tiendas y pronto inauguraremos en Albacete, Barcelona (Diagonal), Las Palmas y uno más en Portugal. Serán tiendas pequeñas, con menos de 1.700 metros cuadrados, pero también mantendremos el ritmo de aperturas de tiendas grandes', asegura Urcelay.

La filial invertirá este año tres millones en nuevas tiendas y uno en remodelaciones, pero en 2006 destinará siete millones en tres aperturas que ya están firmadas, y un millón en reformas.