Cotizaciones

Gamesa cae un 8,7% en Bolsa tras la salida de Nefinsa del capital

Gamesa se desplomó ayer en Bolsa después de su vuelta al parqué a mediodía tras el anuncio de Nefinsa de que había colocado la totalidad de su participación entre inversores institucionales. Gamesa cerró la sesión bursátil con una caída del 8,72%, hasta los 12,66 euros. Fue la firma que peor se comportó ayer en el Ibex-35.

La empresa de la familia de Emilio Serratosa vendió sus más de 51,7 millones de títulos a 13 euros, frente a los 13,87 a los que llegaba el lunes cuando la CNMV suspendió la cotización. Por tanto, el montante total de la operación fue finalmente de 673,39 millones de euros, con unas plusvalías de 628,31 millones.

Al margen del efecto de la rebaja del precio que supuso la colocación masiva de títulos por parte de Nefinsa, el mercado también apuntaba como causa de la depreciación el efecto negativo que supone para los accionistas minoritarios la salida de los Serratosa, ya que dejan el control de Gamesa a Iberdrola, que con 19% del capital y junto a BBVA y el fundador, Juan Luis Arregui, concentran la mitad del consejo.

Precisamente este hecho ha despertado suspicacias entre los inversores, según apuntaba ayer desde Bruselas Charles Demoulin, de la consultora Deminor, especializada en asesorar a accionistas minoritarios.

Según Demoulin, hay dudas entre los inversores sobre la autonomía del consejo de Gamesa respecto a Iberdrola, 'ya que es accionista, cliente, competidor y socio al mismo tiempo. Son demasiados nexos'.

El consultor destacó que el mercado considera que la salida de Nefinsa supone la pérdida del contrapeso en el consejo e instó a Gamesa a explicar qué va a ocurrir con los dos puestos que quedan libres en el consejo tras la marcha de los Serratosa.

'Si se amortizan, se reforzará el dominio del accionista de control sobre el consejo', dijo Demoulin, que pidió una respuesta clara que dé garantías a los inversores sobre la independencia del consejo de administración de Gamesa respecto a Iberdrola.