Presupuestos 2006. Deuda Pública

Uno de cada diez euros de ingresos se destina a costear la deuda pública

El peso de los gastos financieros vuelve a descender en los Presupuestos. La reducción de la deuda antigua amortizada, junto a la sucesión de varios ejercicios con las cuentas públicas saneadas ha provocado la paulatina reducción de los gastos de la deuda pública. Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2006 contemplan que uno de cada diez euros que gaste el Estado se dedique a pagar intereses de créditos vivos.

Esta partida de gastos financieros, que representa el 10% del total del Presupuesto y un 1,83% del PIB previsto para 2006, supone un descenso de 1,9 puntos respecto a lo presupuestado para 2005.

El importe total de lo que el Estado pagará por el vencimiento de instrumentos de financiación, -letras, bonos, y obligaciones, fundamentalmente-, asciende a 17.443 millones de euros. Esta cifra es menor en un 9,6% a los 19.293 millones ligados al pago de intereses presupuestados para 2005.

Al 43% del PIB

Este progresivo desahogo de las cuentas del Estado también se refleja en la ratio entre la deuda pública y el PIB. Si en el año 2000 el Estado debía una cuantía equivalente al 60% del PIB, en tan sólo seis años esa proporción ha bajado en 20 puntos.

En los Presupuestos para el próximo ejercicio, el montante que adeuda el conjunto de las administraciones públicas representa el 43% del PIB, mientras que las deudas que acumula la administración central suponen el 33,9% de la producción nacional prevista para 2006.

La emisión neta de deuda pública prevista para 2006 ascenderá a 14.081 millones de euros. De este montante, el 38% se destinará a cubrir el déficit de caja del Estado y el resto a la variación de activos. La deuda en circulación al término de 2006 ascenderá a 340.640 millones de euros, de los que 39.590 millones corresponderán a letras del Estado; 279.550 millones, a bonos y obligaciones, y 21.500 millones, a otro tipo de emisiones.

El Tesoro emitirá 75.100 millones

El Tesoro emitirá en 2006 75.100 millones de euros de nueva deuda, lo que supone un descenso del 6,4% respecto a los 80.225 millones presupuestados para este año. Las emisiones netas de letras, bonos y obligaciones, previstas en los Presupuestos de 2006, ascenderán a cerca de 14.100 millones de euros, en tanto que las amortizaciones se elevarán a 61.000 millones.

En las emisiones, el Tesoro mantendrá las pautas de los últimos ejercicios, primando bonos, letras y obligaciones del Estado, que acaparan el 93,7% del papel emitido. No obstante, el Tesoro 'valorará oportunidades ofrecidas por mercados de emisión en otras divisas de cara a una potencial emisión', para facilitar el acceso a inversores que no adquieren habitualmente deuda pública española.