Presupuestos 2006

Las regiones reciben 38.000 millones tras el incremento en sanidad

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos gestionan en 2005 el 48,6% del gasto público, pero sólo una parte del dinero que administran lo recaudan vía impuestos -propios y cedidos- y tasas.

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos gestionan en 2005 el 48,6% del gasto público, pero sólo una parte del dinero que administran lo recaudan vía impuestos -propios y cedidos- y tasas. La mayoría de estos fondos son transferencias del Estado, la Seguridad Social y otros organismos públicos, créditos que éstos ceden para que gobiernos regionales y locales financien los bienes y servicios que prestan.

El año próximo, esta partida presupuestaria crece un 11,3% y alcanza los 51.808,32 millones de euros, de los que el Estado pagará 47.871,70 millones. Significa que el 35,7% de su gasto no financiero se destina a los entes territoriales.

En 2006, los Ejecutivos autonómicos administrarán el 74,2% del crédito asignado y los ayuntamientos el 25,8%. En total, las transferencias corrientes y de capital de las comunidades autónomas ascenderán el año próximo a 38.443 millones. La mayor parte del dinero corresponde a la aplicación del sistema de financiación, otros pagos derivan de convenios, contratos-programa o acuerdos. La paga extra de sanidad asciende a 1.677 millones.

El acuerdo de financiación, tal y como se ratificó en el año 2001, les permitirá ingresar algo menos de 32.100,47 millones de euros, porque el Ministerio de Economía engloba en esta partida un porcentaje del dinero destinado a los servicios de salud.

De los 32.100,47 millones, 29.248,61 corresponden al Fondo de Suficiencia, 450,75 (ampliables) a la liquidación del modelo de financiación del año 2004 -del que ya se conocerán los datos definitivos-, 662,62 (también ampliables) servirán para pagar los gastos del año 2004 derivados de la garantía sanitaria 2001 y 1.159,88 millones componen la asignación del Fondo de Compensación Interterritorial. La garantía sanitaria, ahora prorrogada, impedía que las transferencias sanitarias crecieran en algún momento por debajo del PIB nominal.

Con el Fondo de Suficiencia, el Estado pretende cubrir el desfase habitual que se produce entre las necesidades financieras de los territorios y los recursos tributarios pactados durante el primer año del modelo y que corresponden a la liquidación de 1999. Sólo a Madrid y a Baleares les sale, año tras año, a devolver, 158 millones en el primer caso y 206,67 en el segundo.

El Fondo de Compensación Interterritorial beneficia a Ceuta y Melilla, a las regiones Objetivo I -Galicia, Andalucía, Asturias, Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Canarias, Extremadura y Castilla y León- y a Cantabria, por estar en el periodo de transición para dejar de serlo.

El año próximo, y como consecuencia de la mejora de la financiación sanitaria acordada entre el Gobierno y las comunidades autónomas el pasado 10 de septiembre, los servicios de salud contarán con 1.677 millones de euros más para atender esta prestación social y frenar el avance de la deuda.

El Ministerio de Economía ha presupuestado una dotación extra de 500 millones para 2006, ha ampliado, con una estimación de gasto de otros 500 millones, la garantía sanitaria ligada al PIB acordada en el año 2001 y que vencía en 2004 y ha fijado por la subida de impuestos del alcohol y del tabaco unos ingresos de 227 millones. El resto son dotaciones para compensar la insularidad de Canarias y Baleares, pagar los desplazamientos de enfermos entre comunidades, atender los accidentes laborales no cubiertos por mutuas y financiar los convenios de asistencia a residentes extranjeros. Los 50 millones asignados al Plan de Calidad los usará discrecionalmente el equipo de Elena Salgado.

Los presidentes regionales también acordaron el 10 de septiembre que Euskadi y Navarra, pese a contar con sistemas financieros forales, se beneficien de los fondos extraordinarios que el Gobierno central aportará a la sanidad. El País Vasco podrá descontarse del cupo (la cantidad anual que paga al Estado por las competencias no transferidas) la parte que le corresponde de la cantidad extra de 1.677 millones. Para 2006 se fija un cupo de 1.374 millones, compensaciones del País Vasco al Estado (por la concertación de impuestos especiales) por valor de 48,98 millones y un pago del Estado a Euskadi por el impuesto del tabaco de 124,34 millones.

La aportación de Navarra al Estado ascenderá a 588 millones de euros.