Automoción

VW sube el 4,2% por el presunto interés de Kerkorian en la empresa

A sus 88 años, el apetito del magnate estadounidense Kirk Kerkorian parece no tener límites. Las acciones de Volkswagen, el mayor constructor europeo de coches, subieron ayer el 4,2% después de que se propagase en Fráncfort el rumor de que el inversor estaría interesado en entrar en su capital.

Los títulos del consorcio de Wolfsburg cerraron la sesión con un alza del 4,2%, lo que dejó el precio de las acciones en 50,15 euros, la primera vez en tres años que la cotización rebasa la barrera del medio centenar de euros. En lo que va de año, Volkswagen ha crecido el 50,3% en Bolsa, y ya vale 19.987 millones. De hecho, en la sesión de ayer se negociaron cerca de 9,4 millones de acciones, una cifra superior al promedio de los últimos 90 días, que se queda en unos 2,8 millones de títulos.

La compañía alemana, no obstante, rehusó comentar estas informaciones, que muchos expertos del sector del motor calificaron, sin embargo, de 'poco creíbles'. Kerkorian, de hecho, quiere ampliar su participación en el mayor fabricante automovilístico del mundo, General Motors, hasta un máximo del 9,9% y estudia, incluso, pedir representación en el consejo de la compañía. El inversor ya es el tercer máximo accionista de la empresa que preside Rick Wagoner.

Presencia en fabricantes

Kerkorain, que fue el mayor accionista del fabricante Chrysler, a través del grupo financiero Tracinda, demandó a DaimlerChrysler el pago de una indemnización de miles de millones de dólares tras la fusión de Daimler-Benz y la compañía estadounidense.

El inversor acusó a la empresa alemana de haber llevado a cabo en 1998 una absorción de Chrysler y no una fusión entre iguales, lo que repercutió negativamente en el valor de las acciones y le hizo perder dinero.