Electrónica

Sony suprime 10.000 empleos y cierra once fábricas en todo el mundo

El gigante japonés Sony ha anunciado un plan de reestructuración que recortará su plantilla en unos 10.000 trabajadores durante los próximos tres años. La compañía cerrará al menos 11 fábricas y ha anunciado que, por primera vez en 10 años, registrará perdidas al cierre del actual ejercicio.

Sony tiene en España una fábrica, en Viladecavalls (Barcelona). Los representantes sindicales mantuvieron ayer una reunión con la dirección de la filial española, pero señalaron que por el momento no tienen concreciones del plan de cierre de factorías. Fuentes de los sindicatos indicaron que la planta española es la única europea dedicada a la producción de televisores de pantalla plana de última generación y, por lo tanto, es poco probable que esté incluida en los recortes. En cualquier caso, un portavoz de Sony señaló que la factoría de Viladecavalls está a plena producción y a pleno empleo. La plantilla actual de la factoría alcanza los 2.100 trabajadores.

Además, un portavoz de Sony destacó que el almacén de Castellar del Vallès (Barcelona) no está afectado en la posible reducción de activos.El consejero delegado de Sony, el inglés Howard Stringer, ha reconocido que la compañía deberá reducir su plantilla en un 6,6%. Los despidos afectarán a 10.000 empleados, 4.000 en Japón y 6.000 en el resto del mundo. La compañía cuenta actualmente con una plantilla de 150.000 trabajadores.

El plan de reestructuración también incluye el cierre de, al menos, 11 fábricas y la cesión de activos por valor de 120.000 millones de yenes (885 millones de euros) antes de 2008. Sony cuenta actualmente con 65 factorías. Con estas medidas la empresa nipona prevé reducir sus costes en 200.000 millones de yenes (1.500 millones de euros aproximadamente).

El consejero delegado ha reconocido que la compañía registrará en este ejercicio, que finaliza en marzo de 2006, unas pérdidas de 10.000 millones de yenes (unos 74 millones de euros). Serán los primeros resultados negativos del gigante japonés en 10 años. Las anteriores previsiones de la compañía apuntaban un beneficio de 10.000 millones de yenes.

Stringer asegura que la presión de los inversores y las pérdidas previstas para este año fiscal obligan a Sony a acelerar su reducción de costes. El plan de saneamiento incluye el impulso de la producción de chips, televisores de alta definición y teléfonos móviles. Divisiones en las que Sony se ha visto superado por rivales como la surcoreana Samsung o la también japonesa Sharp. En total, reducirá en un 20% el número de modelos que produce. Con el plan de reestructuración, prevé que el 75% de su producción en 2008 se base en tecnología de alta definición, que actualmente representa el 35%

El objetivo es obtener un beneficio marginal cercano al 5% en el mes de marzo de 2008. En marzo de 2005 este índice se situaba en el 1,6% frente al 14% alcanzado por Samsung y el 6% alcanzado por Sharp.

En 2005, Sony ha finalizado un plan de reestructuración de tres años que supuso la eliminación de 20.000 puestos de trabajo y recortar sus costes en casi 2.500 millones de euros.

Los sindicatos creen que no afectará a España

Sony tiene en España una fábrica, en Viladecavalls (Barcelona). Los representantes sindicales mantuvieron ayer una reunión con la dirección de la filial española, pero señalaron que por el momento no tienen concreciones del plan de cierre de factorías. Fuentes de los sindicatos indicaron que la planta española es la única europea dedicada a la producción de televisores de pantalla plana de última generación y, por lo tanto, es poco probable que esté incluida en los recortes. En cualquier caso, un portavoz de Sony señaló que la factoría de Viladecavalls está a plena producción y a pleno empleo. La plantilla actual de la factoría alcanza los 2.100 trabajadores.

Además, un portavoz de Sony destacó que el almacén de Castellar del Vallès (Barcelona) no está afectado en la posible reducción de activos.