Turismo

Iberostar invertirá 200 millones en diez hoteles vacacionales en 2006

La compañía Iberostar, propiedad de la familia Fluxá, sigue apostando por el negocio vacacional para lo que invertirá 200 millones en diez hoteles en 2006. También incorporará un hotel de ciudad al año para completar su actividad de costa.

El grupo turístico Iberostar tiene previsto seguir desarrollando su negocio de siempre, el vacacional, según su consejero delegado, José Antonio González. Abrirá el año que viene diez nuevos hoteles en la costa de Croacia, Bulgaria, Montenegro, Túnez, Creta, Brasil, México, Jamaica, entre otros destinos. Para la compra ( tres de ellos son en propiedad) y la renovación de los establecimientos destinará 200 millones de euros en 2006. 'Nosotros seguiremos desarrollando la actividad de sol y playa hasta que no dé más de sí', dice su consejero delegado. La compañía de los Fluxá pretende abrir nueve o diez hoteles cada año en zonas del Mediterráneo y Latinoamérica. 'Incorporaremos habitaciones en diferentes destinos, sin que ninguno de los establecimientos canibalice a otro', explica.

Sin embargo, la compañía es consciente de los límites que tiene este segmento de la costa y de la madurez de su actividad. Por este motivo, alternará su histórico desarrollo vacacional con la incorporación de hoteles en ciudades, 'aunque éstas también sean turísticas ', señala. De esta forma, prevé abrir un establecimiento urbano cada año por cada diez de costa. El que viene, incorporará un hotel en Cerdeña y continuará su expansión en ciudades como Praga o Budapest, en el futuro.

Esta iniciativa de sumar establecimientos de ciudad ha tenido su primer paso en España, en concreto, en Cádiz, en el municipio gaditano de la Línea de la Concepción. La semana pasada inauguró El City Hotel Campo de Gibraltar, que cuenta con 195 habitaciones y un centro de congresos.

'No queremos cambiar el rumbo a nuestra política ni tampoco perseguimos especializarnos en turismo urbano ni de negocios, pero si que buscamos alternativas al sol y playa con segmentos como el turismo de incentivos para tratar de compensar la madurez del paquete turístico. 'En todos nuestros establecimientos hoteleros del Caribe estamos ya incluyendo campos de golf y salas de reuniones para empresas', añade.

Iberostar, que mantiene un acuerdo comercial con el operador alemán Thomas Cook, descarta estar interesado en la compra del club Aldiana, propiedad del touroperador germano. Considera que la compañía hotelera en venta, con presencia en Canarias, no es interesante para ella 'ya que está presente en lugares donde ya tiene hoteles'.

La semana pasada, Thomas Cook confirmó su interés de vender esta compañía hotelera por considerarla poco estratégica y negociar la operación con un grupo español.