Bancos centrales

El BCE afirma que sigue con ¢mucha atención¢ la polémica sobre Fazio

El Banco Central Europeo (BCE) ha reiterado hoy que "sigue con mucha atención" la polémica sobre el gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio. Un portavoz de la entidad ha afirmado hoy a EFE que las recientes declaraciones del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en Manchester "son válidas" y rehusó confirmar o desmentir informaciones publicadas por medios de comunicación italianos.

Trichet afirmó durante el fin de semana que "estamos siguiendo muy de cerca lo que está sucediendo", en una rueda de prensa tras asistir a la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) celebrada en Manchester, en Inglaterra.

Fazio, que no asistió a la reunión a causa precisamente de esta controversia, está acusado de haber actuado con favoritismo en los intentos de compra de bancos italianos por parte de entidades extranjeras. Trichet calificó la polémica de "situación compleja" y subrayó que "todas las instituciones implicadas tienen una responsabilidad", entre las que citó al Banco de Italia, al Gobierno de ese país y a la Comisión Europea (CE), si bien no planteó la posibilidad de que el BCE vaya a intervenir en la disputa.

Según el diario italiano La Repubblica, el BCE estudia ahora si Fazio ha infringido el código de conducta de la entidad monetaria europea en los intentos de adquisición del banco italiano Banca Antonveneta por el holandés ABN Amro y de Banca Nazionale del Lavoro por el español BBVA.

Presiones para que Fazio dimita

El código de conducta del BCE obliga a los gobernadores de los bancos centrales a mantener una posición neutral y objetiva. Fazio ha sido presionado desde finales de julio para que dimita del cargo, que es vitalicio, a raíz de las revelaciones sobre su intervención para impedir estas absorciones.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi se defiende repitiendo que su Gobierno "no tiene poder sobre el Banco de Italia, que es autónomo" y añadió que "sólo el Banco Central Europeo puede intervenir" en el contencioso.

A raíz de la polémica, el Ejecutivo italiano aprobó hace una semana una reforma que limita a siete años el mandato del máximo responsable del banco emisor, hasta ahora vitalicio.