Financiación

El PP plantea subir 1.800 millones el pago del Estado a las comunidades para financiar la sanidad

El Partido Popular ha presentado hoy una propuesta alternativa a la del Gobierno para paliar el déficit sanitario de las comunidades autónomas, cuyo eje central es incrementar en 1.800 millones la cantidad que el Estado transfiere a las regiones para que éstas hagan frente a los gastos derivados de gestionar las competencias de sanidad.

Los consejeros de Economía y Hacienda de las comunidades autónomas gobernadas por el PP han aprovechado esta tarde la reunión de la Conferencia de Política Fiscal y Financiera para presentar su propuesta, que prevé eliminar el déficit presupuestario de las comunidades por los gastos de sanidad ¢sin que suponga una subida de la presión fiscal¢. El Gobierno propuso la semana pasada un plan basado en incrementar los impuestos sobre el tabaco y el alcohol, aportar desde el Estado 1.000 millones de euros en dos años, aumentar el adelanto a las comunidades autónomas de determinados pagos y ofrecerles la posibilidad de subir sus impuestos sobre gasolinas, electricidad y matriculación de vehículos.

No obstante, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se refirió el lunes a la posibilidad de que el Gobierno pueda "hacer un mayor esfuerzo" para colaborar en la solución del déficit sanitario y a que el planteamiento tiene un "margen" de mejora en la negociación con las comunidades.

"No se van a escatimar esfuerzos"

El secretario de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, ha reiterado hoy antes de la reunión que desde su partido y desde las comunidades en las que gobierna se rechaza el proyecto del Gobierno por insuficiente y por suponer un incremento de la presión fiscal. Las comunidades gobernadas por el PSOE dieron sin embargo su visto bueno el pasado sábado en la reunión del Comité Territorial de los socialistas en Madrid. El próximo sábado, los presidentes autonómicos se reunirá con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para tratar este asunto.

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, insistió ayer en que "no se van a escatimar esfuerzos" para conseguir un acuerdo, y señaló que la reunión de hoy debía servir para explicar la propuesta del Gobierno y escuchar las propuestas para mejorarla de las comunidades. A partir de ahí, se elaborará un informe a la Conferencia de Presidentes autonómicos, que deberá cerrar un acuerdo político final.