Transporte

La patronal del transporte por carretera convoca protestas por la subida del gasóleo

La Federación Nacional de Asociaciones de Transportes por Carretera (Fenadismer) ha acordado hoy por unanimidad convocar un paro en el sector para los próximos días 19 y 20 de septiembre, ha informado el presidente de la patronal, Julio Villaescusa.

El objetivo del paro es protestar por la falta de medidas concretas de la Administración para paliar los efectos del encarecimiento del combustible y por lo "mal enfocada" que, en su opinión, está la mesa de negociación abierta entre el sector y el Gobierno desde el pasado mes de junio para articular medidas que mejoren la estructura y la competencia de este negocio.

Villaescusa ha explicado que esta negociación, que está previsto se prolongue hasta el 27 de octubre, no aporta de momento solución alguna para que los camioneros puedan atender su principal reivindicación y repercutir el aumento del coste del gasóleo en los precios de transporte que cobran a sus clientes los cargadores.

En este sentido, la asamblea extraordinaria de la patronal ha acordado también estudiar un calendario de movilizaciones "más fuertes y largas en el tiempo" en caso de que de las conclusiones de esta negociación no surjan las soluciones esperadas.

Fenadismer es una de las principales patronales del sector, dado que, según sus datos, representa a 32.000 empresas de transporte de mercancía por carretera que suman 60.000 camiones. No obstante, su presidente expresó su confianza de que, dada la actual situación del sector, muchos transportistas no necesariamente afiliados a la Federación decidan parar estos días.

CERM se desmarca de las movilizaciones

Por su parte, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), la otra gran patronal del sector (34.000 empresas según sus datos), se desmarca de momento de movilizaciones al valorar positivamente los doce encuentros mantenidos hasta el momento con distintos representantes de la Administración en este marco de negociación.

No obstante coincide con Fenadismer a la hora de señalar como "absolutamente indispensable" que el Gobierno "reaccione" con "actuaciones inmediatas que corrijan el efecto devastador del precio del combustible" y de calificar de "provocación" la propuesta del Ejecutivo de subir el impuesto del carburante para contribuir a financiar la sanidad.

La CETM insta a los camioneros a subir los precios

Además, la CETM ha instado a sus asociados a subir sus tarifas el porcentaje que estimen oportuno en función de la evolución de sus costes "para garantizar el futuro del sector y evitar arruinarse".

También ha subrayado la conveniencia de "parar ante aquellos clientes que no atiendan a peticiones razonadas antes de tener que parar por la fuerza o porque no se pueda pagar el combustible". "El sector debe aprender a decir 'no' ante tarifas y precios abusivos y fuera de toda lógica empresarial", añadió.

Camiones Cisterna

Por su parte, la Asociación Empresarial de Transporte en Cisternas (AETC) advirtió hoy del riesgo de no poder mantener los estándares de calidad y seguridad exigidos en caso de continuar la actual política de precios.

Esta patronal ha subrayado en un comunicado la "absoluta necesidad" de negociar nuevas tarifas de transporte con sus clientes tras el encarecimiento registrado por el combustible y de articular una cláusula automática de revisión mensual de precios referenciada a la evolución del de los carburantes.

Según sus datos, sus costes de explotación se han elevado entre un 5,3% y un 6% en lo que va de año como consecuencia de la subida del gasóleo que, a su vez, supone el 30% del total de su estructura de costes.