Financiación

Interés por ampliar estudios

La tasa que cobran estos préstamos está en función de la entidad y de los conveniosFinanciación

Para ampliar estudios, acceder a la universidad, perfeccionar idiomas o simplemente para abonar la matrícula del curso. Cada vez son más las personas que recurren a un crédito para mejorar su formación académica y las entidades personalizan cada vez más las opciones de financiación.

Si hace unos años, bastaba con contratar un préstamo personal al uso o suscribir los específicos que se crearon posteriormente, actualmente la oferta se ha ampliado hasta el punto de que algunas entidades cuentan con créditos especiales para según qué modalidad. La Caixa, Ibercaja, BBK, BBVA, Unicaja o el Santander son algunas de las entidades que distinguen entre un préstamo para estudiar un posgrado y uno que cubra el coste para toda la carrera. Y son sólo dos ejemplos. Másteres, matrículas, cursos de especialización o estudios en el extranjero son otros de los fines para los que se han creado créditos específicos.

Y de igual forma que varía la finalidad difieren las condiciones del préstamo. Así, el importe máximo de estos préstamos no suele superar los 40.000 euros, como sucede en Caixa Catalunya o BBK (42.000 euros cuando se trata de un máster de dos años) aunque bien es cierto que muchos tienen como límite los 30.000 como la BBK en su Préstamo Estudios e incluso cantidades inferiores como los 18.000 que concede Caja Madrid, los 4.800 que presta Ibercaja cuando el fin es abonar la matrícula de la universidad, los 1.800 si es para el carnet de conducir e incluso los 600 del Anticipo Beca Blue Joven del BBVA.

El plazo de amortización viene determinado por el tipo de crédito. Algunos como el Préstamo Máster Blue Joven permite realizar las devoluciones hasta en 10 años, igual que la BBK en el Préstamo Estudios, Caixa Galicia en su Préstamo Joven 30, el Supercrédito Total Carrera del Santander o el Crédito Estudios del Banco Sabadell. Otros lo fijan en ocho años como Ibercaja en su Crédito Formación. Periodos más cortos se aplican cuando la duración del curso se entiende que es inferior. De esta forma, algunos programas de posgrado limitan la amortización a los dos años y el CrediEstudios de La Caixa, por ejemplo, permite solicitar y devolver el préstamo durante el año académico.

El tipo de interés de estos préstamos también varía según la finalidad. Y en muchos casos se puede optar por las tasas fijas o las variables. La Caixa, por ejemplo, aplica el euribor más un punto a los suscriptores del CrediEstudio, igual que BBK, Caixa Catalunya, o el BBVA en el Máster Blue Joven, y un punto más (euribor más dos puntos) si se trata del CrediEstudios Posgrado. Más económico aún es la opción del BBVA, que en el Préstamo Matrícula Blue Joven y el Anticipo Beca no aplica interés si bien cobra una comisión de apertura del 2% en el primer caso y de 18 euros en el segundo. El resto oscila entre el 7,5% que cobra Unicaja, para estudiar un máster, el 6% del Crédito Formación de Ibercaja, el 5% del Préstamo Joven 30 de Caixa Galicia o el euribor que aplica el Santander en varias opciones. Además, en estos casos, conviene conocer qué convenios tienen las escuelas y universidades con las entidades, ya que facilitan el acceso a este tipo de financiación.

La carencia es la otra ventaja de estos créditos. La mayoría ofrecen periodos de hasta 36 meses, como permite Ibercaja o los 24 del CrediEstudios de La Caixa, durante los cuales sólo se abonan intereses. Algunos, además, permiten optar por la carencia parcial, en la que se difiere la amortización del capital hasta que el estudiante haya finalizado sus estudios, o la total, en la que no se amortiza ni capital ni intereses hasta que el estudiante finalice sus estudios.