Agroalimentación

La CE investiga a grandes cerveceras en Holanda por un presunto pacto de precios

La Comisión Europea (CE) ha enviado pliegos de cargos a las principales compañías cerveceras activas en Holanda, entre ellas al menos a Heineken, Royal Grosch, InBev y Bavaria, a las que acusa de haber pactado ilegalmente sus precios y de repartirse el mercado nacional entre 1996 y 1999.

La CE dispone de 'pruebas' de que estas empresas acordaron los precios de sus productos, se repartieron clientes e intercambiaron información corporativa confidencial durante el periodo mencionado, lo que elevó el coste de venta de sus cervezas tanto en comercios como en establecimientos hosteleros, explicó el viernes el portavoz de Competencia, Jonathan Todd.

Esta práctica constituye una 'grave y continua' violación de la legislación europea de competencia, añadió Todd, quien declinó revelar el nombre de las empresas implicadas en el presunto cartel. Fuentes de Heineken, Royal Grolsch, Bavaria y de la rama holandesa del grupo cervecero belga InBev confirmaron haber recibido el pliego de cargos de Bruselas.

Las compañías disponen ahora de un plazo de dos meses para contestar a estas acusaciones por escrito o solicitando una audiencia a la Comisión, que, una vez analizadas sus alegaciones, tomará una decisión final que podría incluir sanciones económicas.