Turismo

El sector achaca la buena temporada al control de precios

Los meses de julio y agosto fueron positivos para el negocio turístico. La recuperación de países emisores históricos como el alemán y el británico, la consolidación de la demanda nacional y el mantenimiento de los precios del alojamiento -no tuvo grandes descuentos de años pasados ni subidas abruptas-, hicieron posible un verano mejor, según la patronal Cehat. La ocupación hotelera subió un 3%, mientras que las pernoctaciones se elevaron un 5% en los dos meses.

El verano todavía no ha terminado para el sector turístico - falta septiembre-, pero los meses de mayor actividad en viajes, julio y agosto, fueron 'muy buenos e incluso mejores que en años pasados', según estimaciones de la patronal hotelera Cehat. Los hoteleros confirman que el nivel de ocupación en sus establecimientos subió un 3% y que el de pernoctaciones superó el 5% en esos dos meses.

Una de las razones por las que mejoró la situación fue la contención de los precios, según la patronal Cehat. 'Los hoteleros no recurrieron a enormes descuentos para llenar las habitaciones como ocurrió en temporadas pasadas', según Ramón Estalella, secretario general de la Cehat. 'Tampoco subieron las tarifas, lo que animó la demanda de visitantes', añade.

Para la patronal, el nivel de los precios se mantuvieron en los mismos niveles que en el verano del año 2002. Esta afirmación contrasta con el dato facilitado por el INE del pasado julio. El instituto cifró el encarecimiento de los establecimientos hoteleros en un 2,9% en ese mes.

La mejoría de la actividad en julio y agosto contrasta con la caída de las pernoctaciones, del 0,3%, sufrida por el sector en el mes de junio

Estalella explica que no hay base de comparación entre las dos fórmulas de analizar los precios. 'El INE mide la variación sobre el mes anterior, mientras que en el sector turístico es difícil hacerlo así. Cada mes es muy diferente al anterior ya que pertenecen a diferentes temporadas', explica. La patronal se queja, además, que 'el INE trabaja sobre tarifas y no tiene en cuenta las ofertas existentes ni hace la media sobre los precios finales'.

En general, la Cehat estima que los dos meses estivales han acogido a más visitantes que en temporadas recientes. 'Esta es otra causa de mejoría en el negocio', apunta Estalella. Los mercados emisores, el alemán y el británico, se han recuperado al tiempo que el consumo de productos turísticos españoles se ha fortalecido pese a sufrir la competencia de mercados más baratos del Mediterráneo (Croacia, Egipto o Túnez).

Turismo nacional

Hace unos años, la mayoría de turistas en España (el 60%) eran extranjeros, frente al 40% que era nacional. 'Ahora la situación está cambiando', dicen los empresarios de la hotelería. Los españoles son los que llenan las playas, los hoteles y los establecimientos de ocio durante la época estival. Casi el 70% de la demanda es de interior. 'Durante el resto del año, si que es cierto que el turista extranjero sigue haciendo descansos en nuestras playas', advierte Estalella. Esta consolidación del mercado nacional junto a una mayor promoción de los destinos turísticos españoles ha empujado al negocio, aunque los empresarios todavía no se atreven a cifrar el nivel de ingresos procedente de esta actividad.

'Existe un comportamiento muy dispar del negocio a lo largo del verano. El mes de junio y la primera semana de julio vinieron marcados por una actividad por debajo de lo esperado, con caídas del 2% de la ocupación y del 0,3% de la cifra de pernoctaciones registradas', dicen en Cehat. Sin embargo, el resto de julio y todo el mes de agosto se han caracterizado por un comportamiento 'tremendamente positivo, con cifras superiores a las previstas'.

La temporada estival continúa en septiembre, y la patronal prevé que también sea bueno, aunque después de ese mes, nadie hace ninguna cábala.

Por zonas, Valencia y Baleares tuvieron un buen comportamiento y se recuperaron del bajón que sufrieron en los veranos pasados.

Previsión para el año

Las empresas turísticas que forman la alianza Exceltur no tienen buenas expectativas para el cierre del año a pesar de gozar de buen verano. Prevén una caída en las pernoctaciones de extranjeros del 0,1% y del gasto del turista, de entre el 2% y el 6%.

Un 8% más para las agencias

Las agencias de viajes también están satisfechas del verano, pese a que la demanda ha sido menor que la oferta. La Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (Aedave), cifra el volumen de la oferta hasta un 15% superior a la del verano anterior. Un alza que se sitúa muy por encima del avance (7%) de la cifra de reservas contratadas. Precisamente el exceso de la oferta ha llevado a las compañías del sector a recurrir de forma generalizada a una agresiva política de descuentos (lo que se ha traducido en una caída del precio medio de las ventas). Pese a ello, la facturación global de las agencias no ha dejado de crecer, casi un 8% más que hace un año. La patronal explica que los descuentos sí que han provocado que se mantenga la tendencia de caída de la rentabilidad por plaza vendida. Los destinos internacionales más demandados por los españoles son el Caribe y China. 'El país asiático ha sido uno de los destinos estrella del verano', dicen.