æscaron;ltima

Coches eléctricos para hacer turismo en Córdoba

Blobject alquila vehículos sostenibles con navegador para una visita distinta a la ciudad andaluza

El tradicional landó, coche de caballos que pervive como atracción turística en Córdoba, comparte camino ahora con un nuevo compañero futurista, que consume electricidad en vez de avena y no produce humo ni estiércol. Tres jóvenes emprendedores se han propuesto que los turistas recorran las estrechas y milenarias calles de la ciudad andaluza a bordo de unos singulares vehículos curvilíneos, que recuerdan al Smart, pero sin puertas, y que son fabricados por la filial de DaimlerChrysler, Global Electric Motorcars.

'La idea no surgió de la noche a la mañana. Es el resultado de años de experiencia. Queríamos apoyarnos en tecnologías libres, emergentes y sostenibles para conceptualizar y comercializar servicios principalmente turísticos que tengan una base tecnológica', cuenta Alfredo Romeo, uno de los impulsores de esta pionera iniciativa. La compañía Blobject no sólo alquila estos automóviles, también ofrece un servicio de tour por Córdoba en patinete eléctrico.

Actualmente tienen seis coches de dos plazas y cuatro de cuatro plazas. Los vehículos pernoctan en un local a 200 metros de la sede de la compañía en una céntrica calle cordobesa. Romeo habla de sus coches con mimo: 'Son silenciosos, seguros y tienen una autonomía de 50 kilómetros, una velocidad máxima de 40 kilómetros y son sumamente fáciles de conducir. Sólo tienen acelerador y freno'.

Los jóvenes empresarios reconocen estar haciendo un enorme esfuerzo en dar a conocer sus servicios, 'ya que al ser tan novedosos no forman parte de lo que un visitante solicitaría'. Buena parte de sus recursos van a explicar cómo se puede sacar el mejor provecho a sus vehículos.

Los servicios de Blobject son diferentes a los que una persona haya podido experimentar visitando una ciudad. El coche, que cuesta 50 euros tres horas y 80 por todo el día, permite al turista integrarse en una ciudad como Córdoba gracias a la decena de aparcamientos privados con los que cuentan los clientes para estacionar los vehículos. 'Así, barrios populares con calles embrujadoras que se encuentran alejados del centro del casco histórico pasan a estar muy cercanos', comenta.

Los coches, además, incorporan un navegador turístico, desarrollado íntegramente por estos empresarios, que equipado con una unidad de GPS informa continuamente sobre la posición del coche, y una pantalla da información (textos, audio, vídeos y fotografías) de los puntos de interés que hay alrededor. 'Actualmente tenemos más de 150 puntos en nuestra aplicación, que han sido supervisados por el Seminario de Arqueología de la Universidad de Córdoba', continúa Romeo. Los contenidos están en castellano, inglés y francés.

En la empresa trabajan hoy seis personas. Los dueños son Marco Antonio Castilla, Laura María Rodríguez y Alfredo Romeo, aunque existe una pequeña participación que pertenece a familiares y amigos. 'Creemos ser la primera empresa en el mundo que ha incorporado a coches eléctricos un asistente digital con pantalla para poder recorrer la ciudad desde un punto de vista turístico. Existen iniciativas parecidas, pero o no se hacen con coches eléctricos o no incluyen un navegador visual'.

Romeo y su equipo conocieron los coches de DaimlerChrysler investigando por internet. 'Buscábamos coches sostenibles y vimos que éstos eran los mejores. Nos convertimos en distribuidores para España y compramos los primeros para prestar el servicio de alquiler'. Ahora miran el mercado sevillano. 'Estamos analizando diferentes modelos de expansión'.