Salarios

Los empresarios pagan una media de 25.000 euros al año por cada trabajador

El coste laboral por cada trabajador pagado el pasado año por los empresarios españoles alcanzó una media del 25.059,63 euros anuales en términos brutos. Si a esta cantidad se le descuentan las distintas subvenciones de las Administraciones Públicas recibidas por los empresarios, el coste laboral neto asciende a 24.838,09 euros por empleado, lo que supone un incremento de estos costes del 3,1% en 2004.

Este es el principal dato de la Encuesta Anual de Costes Laboral correspondiente a 2004 que elabora el Instituto Nacional de Estadística y hecha pública ayer y que también desagrega la estructura de este coste. Según esta encuesta, los salarios suponen el 73% del total del coste laboral y la retribución media en España se situó el pasado año en 18.280,17 euros anuales, tras crecer un

Tras los sueldos, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social constituyen el 23% del total del coste laboral. Los empresarios pagan un promedio de 5.716,41 euros anuales por las cotizaciones sociales de cada uno de sus trabajadores.

Sin embargo, las indemnizaciones por despido, que son consideradas por los empresarios como uno de los costes laborales más determinantes, sólo suponen un 0,6% del total. Este promedio está calculado teniendo en cuenta la totalidad de los trabajadores y no sólo los despedidos.

El sector de la industria, tal y como es habitual, es el que registra mayores costes laborales, con una media de 28.645,14 por trabajador al año, tras crecer un 3,5% el pasado año. Esto se debe fundamentalmente a que la industria es la que paga mayores sueldos, con una retribución media de 20.923,19 euros anuales. En segundo lugar se sitúan los salarios del sector servicios, fijados en 17.721,39 de media, aunque fue el sector que menos incrementó las retribuciones, con un avance del 2,6% anual frente al 4,2%, que crecieron los sueldos en la construcción o el 3,4% en la industria.

Pero el sector que más ha incrementado su coste laboral total ha sido el de la construcción, donde los empresarios pagaron una media de 23.696,28 euros por empleado al año, un 5% más que el ejercicio anterior.

En cuanto a las diferencias regionales, el coste laboral más elevado corresponde a Madrid (29.736,96 euros por trabajador al año), mientras que Extremadura es la comunidad más barata para emplear a un trabajador (20.240 euros anuales).