Telefonía

Motorola recompra deuda por 820 millones en un esfuerzo para reducir pasivo

La estadounidense Motorola, segundo fabricante mundial de teléfonos móviles, ha lanzado una oferta de recompra de deuda, en un intento de reducir su pasivo y sus costes financieros.

En total, la compañía aspira a recomprar 1.000 millones de dólares -820 millones de euros- de diversas emisiones con vencimientos entre 2008 y 2011. El tipo de interés más bajo que devengan es el 5,8% y otras llegan al 8%, así que el objetivo de Motorola es doble. Por una parte, reduce su endeudamiento global y puede aspirar a mejores calificaciones de riesgo por parte de las agencias de rating y, a la vez, cancela emisiones muy caras para ella, que podrá sustituir por otras más baratas en cuanto su perfil de deuda mejore.

Y es que uno de los principales objetivos que se ha marcado el nuevo presidente de Motorola, Ed Zander, es mejorar su riesgo crediticio. Lo va consiguiendo, puesto que el año pasado redujo su pasivo 1.640 millones y con la actual propuesta lo hará en un 19% adicional, desde los 4.255 millones de deuda que tiene en estos momentos. La estrategia de Zander está funcionando. En junio, Moody's elevó el rating de Motorola por primera vez en 17 años.