Distribución

Las fuertes pérdidas de Champion y Dia lastran al grupo Carrefour

Las dos grandes cadenas de supermercados del grupo francés Carrefour en España cerraron 2004 con fuertes pérdidas, aunque por razones diferentes. En el caso de Dia, los números rojos se deben a la adquisición de la francesa ED. En Champion es el negocio lo que va mal, hasta el punto de que la cadena de supermercados ha consumido todo su capital y tiene fondos propios negativos.

Ante las dificultades a la hora de abrir nuevos hipermercados, los establecimientos maxi descuento y los grandes supermercados se han convertido en una de las alternativas de expansión de las grandes cadenas de distribución. Sin embargo, los supermercados participados por Carrefour, Dia y Champion registraron en el último ejercicio unas pérdidas de 586,7 y 22,45 millones de euros, respectivamente.

Supermercados Champion elevó un 3,6% su cifra de negocio, hasta 494,3 millones, y redujo sus pérdidas de explotación un 14%, hasta 22,27 millones, que se trasladan hasta la última línea de la cuenta de resultados. Los 22,45 millones de pérdida neta consumen todo el capital de la empresa, que queda con unos fondos propios negativos de 9,4 millones. Junto a las pérdidas registradas en el último ejercicio, la compañía acumula unos resultados negativos de años anteriores cercanos a los 55 millones.

Champion ha recibido dos préstamos participativos de su matriz, Carrefour, por un total de 335,6 millones de euros para restablecer así el equilibrio patrimonial de la empresa, según subraya el auditor, Deloitte. El apoyo financiero de la matriz evita que Champion incurra en causa de disolución. A fines de 2004, la compañía contaba con 193 establecimientos, Actualmente son 185 los supermercados Champion abiertos al público, según fuentes de la compañía.

Por su parte, Distribuidora Internacional de Alimentación, Dia, elevó su cifra de negocio un 7,5% hasta 3.221,97 millones de euros y mejoró su resultado de explotación un 9,3% hasta 122,02 millones. Esas cifras corresponden a las cuentas individuales (Dia no formula cuentas consolidadas) y no incluyen, por tanto, la actividad de las filiales en el extranjero. La mayoría de ellas (Argentina, Brasil, Turquía y China) están en pérdidas, pero se ven compensadas de sobra con las ganancias de Portugal y Grecia.

'Reestructuración del grupo'

Con las filiales en el extranjero, la cifra de ventas ha crecido el 12,2% hasta 6.625 millones sin IVA, según la empresa. Este volumen convierte a Dia en una de las principales unidades del grupo Carrefour, que ha decidido que la firma española absorba la cadena gala ED, a través de una ampliación de capital no dineraria valorada en 869,9 millones. Según Dia, la adquisición 'se encuadra dentro de una reestructuración del grupo con el fin de centralizar en Dia el control corporativo de todos los negocios de maxi descuento del grupo Carrefour y conseguir así las sinergías operativas en la gestión de este segmento de tiendas entre Francia y España'.

Esta operación se ha realizado a precio de mercado fijado por un experto independiente. Sin embargo, el valor contable de ED es inferior, lo que ha obligado a Dia a efectuar un saneamiento de 648 millones con cargo a resultados (que se anula en las cuentas del grupo). Eso ha llevado a Dia a sufrir pérdidas récord de 587 millones en 2004. La empresa asegura que sin ese ajuste el beneficio habría crecido un 45%, hasta 61,8 millones. Los recursos propios aumentan 261 millones en el año.

El sector de los híper se ralentiza

Entre supermercados, hipermercados, autoservicios, tiendas de maxi descuento y de cash & carry (tiendas al por mayor para profesionales), a finales de 2004 había en España 27.535 establecimientos de distribución alimentaria, según datos de la consultora DBK.

Con 435 centros, los hipermercados obtuvieron un volumen de negocio de 73.700 millones de euros, un 7,9% más que en el año anterior. Los cinco primeros operadores, Mercadona, Carrefour, Grupo Eroski, Hipercor y Dia, concentran una cuota de mercado del 37,1%. Sin embargo, el sector está dando señales de ralentización, ya que en el ejercicio 2003 el volumen de negocio creció un 8,2%.

Según DBK, los hipermercados se están viendo afectados por las restricciones impuestas por algunas autonomías para conceder nuevas licencias de apertura. Este hecho ha favorecido a los supermercados y autoservicios, ya que sus ventas han superado los 50.000 millones, un 8,4% más que en el ejercicio precedente.

En el bienio 2003-2004, la facturación media por supermercado ha superado, por primera vez, los dos millones. DBK atribuye este crecimiento al mayor dinamismo en cuanto a la apertura de nuevos supermercados, especialmente aquellos que cuentan con una superficie de más de 1.000 m2.