Sanidad

Gobierno y regiones asumirán la deuda sanitaria, según Sevilla

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, aclaró ayer que en la financiación de la sanidad pública deben tomar partido todas las regiones. Esta afirmación surge tras la negativa de algunas Comunidades Autónomas de aumentar sus tributos para hacerse cargo de una parte del gasto sanitario y acabar con el déficit crónico.

En palabras de Sevilla, asumir la competencia de sanidad significa 'tener la responsabilidad de poner recursos para financiarla suficientemente, y el Gobierno está dispuesto a ayudar, pero no a que le den la patata caliente sólo a él'.

El titular de Administraciones Públicas señaló, en una entrevista concedida a Efe, que las comunidades que no aporten recursos para mejorar la sanidad 'tendrán que explicar a los ciudadanos cómo piensan solucionar el problema'.

La financiación de la sanidad y una solución a su déficit serán temas a tratar en la Conferencia de Presidentes que se espera celebrar 'en los primeros días de septiembre', según comentó Sevilla. Además se señalarán las líneas generales de la modificación del sistema general de financiación autonómica.

En lo que respecta a las cifras que baraja el Gobierno para acabar con el déficit sanitario, Jordi Sevilla señaló que el Ejecutivo está dispuesto 'a ir mitad tú, mitad yo'. Sin embargo, el Presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, señaló que la estimación de 3.000 millones de euros para acabar con el déficit 'no resolverá' el problema ni tampoco presupone recursos adicionales para su financiación. Además, Herrera arguyó que se debe tener en cuenta no la población lineal, sino el envejecimiento y dispersión de población de cada región, y fijar una serie de criterios igualitarios entre regiones para que no haya diferencia de prestaciones.