Banca

Unipol registra la opa sobre BNL pese a las dudas del mercado

La cuarta aseguradora italiana, Unipol, presentó ayer ante el supervisor bursátil el folleto de su oferta pública de acciones sobre la Banca Nazionale del Lavoro (BNL), entidad que triplica el tamaño de Unipol. Está previsto que la opa, por 4.960 millones, finalice a mediados de septiembre.

Giovanni Consorte, consejero delegado de la cuarta aseguradora italiana, hizo ayer públicos los detalles de la oferta sobre BNL. La aseguradora está dispuesta a pagar en efectivo 2,70 euros por acción, un precio inferior a la propuesta del español BBVA. A los precios actuales de mercado, y aplicando la ecuación de canje de su oferta fallida sobre BNL, cada acción de la entidad italiana se valoraría a 2,82 euros.

Unipol, que posee el 14,9% de BNL, lidera una oferta que cuenta con el apoyo del 46,85% del capital a través de pactos con pequeños bancos italianos, el contrapacto -los opositores a la oferta del BBVA-, así los grupos internacionales Credit Suisse, BNP Paribas y Deutsche.

Las incertidumbres sobre el desenlace de esta operación han quedado patentes en los títulos de Unipol, que desde que anunció su contraoferta se ha dejado un 1,91% de su valor en Bolsa. Uno de los motivos que alienta las dudas de la operación es la capacidad financiera de la aseguradora para asumir la adquisición. El folleto señala que la adquisición se financiará mediante una ampliación de 2.600 millones, que aprobará la junta del próximo lunes, un préstamo de 1.400 millones y otros 1.000 millones por la venta de activos. Añade que ya ha depositado 896 millones de euros en BNP Paribas y que ha obtenido avales por 4.070 millones de nueve entidades.

La aseguradora presentó ayer el folleto de compra del sexto banco del país

Unipol, que tiene previsto que la opa concluya a mediados de septiembre, necesita la aprobación del regulador del mercado italiano, la Consob, del Banco de Italia y del supervisor de las aseguradoras, el ISVAP. El Banco de Italia suspendió el pasado 9 de agosto la revisión de la oferta por un plazo de 30 días en espera de la aprobación del ISVAP.

La pugna por BNL se abrió el pasado 18 de marzo cuando la entidad presidida por Francisco González anunció su intención de hacerse con el 85,25% del capital que no controlaba. Pero el rechazo de los diversos grupos de poder del sector financiero italiano, con Antonio Fazio, gobernador del Banco de Italia, a la cabeza, lograron frenar el intento del banco español, que anunció su retirada el 22 de julio. Al final, ha sido la cuarta aseguradora del país quién ha conseguido reunir los apoyos necesarios para adquirir BNL BBVA ha señalado que quiere 'pasar página en Italia', aunque se ha especulado que podría relanzar su oferta. El banco español espera obtener unos 520 millones de euros en plusvalías con la venta de su participación del 14,75% en BNL.

Los riesgos de una operación muy controvertida

Muchos de los aspectos de la opa de BNL por parte de Unipol han levantado las alarmas en el sector financiero europeo. La agencia de calificación Standard & Poor's ha resaltado sus dudas sobre la capacidad de Unipol de financiar la operación y su disponibilidad para vender activos. Apunta, además, que la toma de BNL por Unipol podría 'debilitar' la capacidad financiera del nuevo grupo. Los analistas han destacado las dificultades de ejecución de un plan que conlleva integrar una entidad tres veces más grande, mientras los sindicatos italianos mostraron su decepción cuando BBVA se retiró de la pugna.

A estas críticas se unen las de algunos juristas que apuntan que si triunfa Unipol, que tiene forma jurídica de cooperativa de seguros, deberá cambiar sus estatutos y objeto social al convertirse en dueña de un banco que vale 8.000 millones de euros frente a los 2.600 millones de Unipol.

El regulador del sector asegurador italiano deberá opinar al respecto, con la particularidad de que si cambia el estatuto, los socios podrán acogerse al derecho de receso y vender su participación en Unipol. æpermil;sta deberá pagar a los que abandonen la cooperativa una cifra mayor al valor actual, elevando el coste de la compra. El papel del gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, que ostenta un cargo vitalicio, ha sido cuestionado por favorecer, presuntamente, a determinadas entidades. Fazio está en el punto de mira de los supervisores europeos de Competencia y Mercado Interior, así como del Gobierno italiano, y tendrá que dar explicaciones el próximo 26 de agosto sobre su postura en las opas sobre Antonveneta y BNL. La publicación de varias conversaciones telefónicas entre Fazio, Consorte y otros responsables del Banco de Italia ha escandalizado al sector europeo. BBVA ha recurrido, además, la autorización dada a Unipol para elevar progresivamente su participación en BNL.