Tecnología

Agilent inicia un plan de desinversiones y suprime 1.300 empleos

La compañía estadounidense Agilent Technologies, con una plantilla formada por 28.000 personas, anunció ayer que eliminará 1.300 empleos como parte de un plan de desinversiones.

La empresa dice en su comunicado que prevé ahorrar 450 millones de dólares reduciendo sus infraestructuras y que la reestructuración estará finalizada el próximo año suponiendo un coste de 200 millones.

La compañía tecnológica, escindida del grupo Hewlett-Packard en 1999, quiere usar los ingresos procedentes de la venta de varias actividades para un programa de recompra de acciones por importe de 4.000 millones de dólares (3.235 millones de euros).

Como parte de ese plan de desinversiones, Agilent comunicó ayer dos operaciones. Por una parte, la venta de su unidad de microprocesadores por 2.600 millones de dólares (2.102 millones de euros) a las firmas de inversión Kohlberg Kravis Roberts (KKR) y Silver Lake Partners. Además, informó de que venderá su participación del 47% de la compañía de alumbrado californiana Lumileds a Philips por 950 millones de dólares (768 millones de euros), más otros 50 millones (40,4 millones de euros) en deuda.

El presidente de la compañía, Bill Sullivan, argumentó ayer ambas basándose en la necesidad que tiene Agilent de centrarse en su negocio de fabricación y venta de productos de medición.

Agilent presentó ayer sus cuentas para el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, que ascendieron a 104 millones de dólares (84,11 millones de euros), frente a 100 millones (80,8 millones de euros) hace un año.

Anuncia dos ventas

Agilent quiere centrarse en el negocio de productos de medición y anunció ayer dos operaciones en este sentido. Vende a KKR su filial de chips por 2.102 millones de euros y a Philips su participación en una firma californiana de alumbrado por 768 millones.