Telefonía movil

La OCU demandará a las operadoras de móvil por el redondeo al alza

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) presentará a principios de septiembre una demanda contra las tres operadoras de telefonía móvil por aplicar el redondeo al cobrar a sus clientes por tramos de treinta segundos, ha informado el portavoz de la asociación, José María Múgica.

Esta decisión de la organización se produce después de que Telefónica Móviles España anunciara su intención de comenzar a facturar por fracciones de treinta segundos a sus clientes de contrato, como hace ya con los de prepago. Vodafone aplica el mismo sistema de facturación a todos sus clientes y Amena a los de tarjeta.

La OCU fundamentará su demanda en la Ley General de Defensa de los Consumidores y en la Ley General de Telecomunicaciones, que establecen que el consumidor no debe pagar por un servicio que no se le está prestando. "En telefonía, el elemento fundamental es el tiempo y no hay que pagar lo mismo por una llamada de 61 segundos que por una de 90", ha indicado Múgica.

El portavoz de la OCU ha criticado que una vez conocida la intención de Movistar la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) "mira para otro lado" y el ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, "la justifica", y señaló que el Gobierno podría acabar con el redondeo "de un día para otro", con lo que los consumidores no tendrían que "batirse el cobre" en los tribunales.

La OCU acudirá con toda probabilidad a los tribunales por este motivo, salvo que su equipo jurídico determine que la demanda no tiene viabilidad, una circunstancia que Múgica consideró "muy lejana", dado que encuentra "razones más que suficientes" para que el redondeo sea declarado ilegal.

Más de 7.000 millones de extra

Según la Federación de Consumidores en Acción (Facua), los usuarios han pagado ya más de 7.000 millones de euros extra con los redondeos "ilegales" que realizan las compañías de telefonía móvil cobrando siempre completo el primer minuto de cada conversación y facturando al alza en fracciones de treinta segundos.

En 2004, el redondeo representó para las compañías unos ingresos de 1.183,70 millones de euros, lo que representa el 15% de los ingresos de las compañías por tráfico de llamadas, porcentaje que en 1998 llegó a alcanzar el 25%. Cada cliente abonó una media de 32 euros de más como consecuencia del cobro por fracciones.