Resultados

Barclays gana un 16% más hasta junio y mantiene su interés por las compras

Barclays, ha obtenido un beneficio neto récord en España de 55 millones de euros entre enero y junio, un 16% más, ha anunciado la compañía, que ha mostrado su interés por seguir creciendo a través de compras en el sur de Europa, especialmente en España, Italia y Portugal, un país donde pretende replicar la experiencia española. En cuanto al grupo internacional, aumentó su beneficio semestral un 2% gracias a su unidad de banca de inversión.

El consejero delegado del grupo en España, Jacobo González-Robatto, que se ha mostrado muy satisfecho por los resultados semestrales, los más altos "en la historia de los 25 años de banca al por menor de Barclays en España", señaló que "la ambición de seguir creciendo -con compras- se mantiene plenamente vigente", aunque "no es la parte central de nuestra estrategia".

Estas declaraciones se producen dos años después de que el grupo financiero comprara el Zaragozano, cuya integración definitiva está previsto que concluya el próximo mes de septiembre, con la implantación de la marca británica en todas las oficinas del banco aragonés -unas 350-.Hasta el momento, la fusión de ambas entidades ha supuesto unos costes de 150 millones para Barclays, que todavía tiene que desembolsar otros 130 millones, que irán a parar "en un 80 ó 90%" a costear la jubilación anticipada de trabajadores en los próximos tres años.

Ya en el primer semestre, los costes de la integración -sobre todo migración de sistemas informáticos y prejubilaciones- ascendieron a 40 millones de euros, lo que limitó el crecimiento del beneficio neto al 16%, frente al aumento del 29% que experimentó el beneficio operativo, que ascendió a 120 millones.

Apoyo en el mercado hipotecario

Ese incremento se apoyó en la buena marcha del negocio crediticio del banco, que aumentó un 21%, hasta 18.846 millones, gracias a las hipotecas, un segmento que creció a un ritmo del 27% y que se ha convertido en "la fuente número uno de captación de clientes", destacó el primer ejecutivo de Barclays España.

"Las hipotecas nos permiten fidelizar al cliente y empezar a ganar dinero", señaló González-Robatto, que recordó que el cliente del banco acaba teniendo una media de 4,5 productos.

Pese a su dependencia del mercado hipotecario, descartó que el banco pueda verse afectado por un frenazo brusco de ese negocio, ya que "no prevemos ningún cataclismo" porque "sigue habiendo factores que apoyan que el mercado no se va a venir abajo" ."Para que Barclays empezara a sufrir, el valor de las casas tendría que caer un 45%, lo que no ha sucedido nunca en España", declaró el ejecutivo, que concluyó que el negocio hipotecario del grupo es "bastante seguro", máxime teniendo en cuenta el perfil de los clientes que contratan esos créditos (disponen de una renta media de 48.236 euros anuales y el valor de su hipoteca asciende a 56 euros por cada 100 de importe de la vivienda).

En cualquier caso, el incremento del negocio hipotecario favoreció que los ingresos del grupo ascendieran a final de junio a 291,11 millones de euros, lo que representa un aumento del 13% respecto al mismo mes de 2004. En ese aumento también influyó la venta de cerca de una quincena de oficinas -tras fusionar 40-, que le han proporcionado unas plusvalías de "en torno a 7 u 8 millones de euros".

La tasa de morosidad de los créditos se elevó al 0,42% en junio, frente al 0,39% del mismo mes de 2004, lo que González-Robatto atribuyó al negocio de pymes, donde tienen 45.000 clientes y donde "tenemos apetito de riesgo", subrayó.

En cuanto a los recursos totales de los clientes, ascendieron al finalizar el primer semestre a 18.514 millones de euros, un 8,4% más, aunque el incremento de los recursos fuera de balance fue mayor, del 15,1%, hasta 12.152 millones, gracias a la buena marcha en la colocación de fondos de inversión.