Loterías y apuestas

El entramado de los casinos §on line§

El juego de azar a través de Internet es uno de los negocios que ha entrado con más fuerza en el mercado español en el último año. Casinos virtuales, póquer §on line§, apuestas deportivas y otras formas de juego telemático producirán el próximo año más de 14.500 millones de dólares en todo el mundo, según un estudio del Grupo Informa. Sin embargo, la legalidad de este tipo de actividad parece estar en entredicho en algunos países, donde los §cibercasinos§ aprovechan la falta de regulación de Internet para importar un modelo de negocio que podría entrar en contradicción con la legislación local.

En España, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) considera este tipo de actividades como ¢ilegales¢ ya que, según la legislación vigente, sólo este organismo y las Comunidades Autónomas tienen derecho a la gestión, explotación y comercialización de las loterías y juegos de ámbito nacional en sus distintas modalidades. Juan Gallardo, jefe del servicio jurídico de LAE, cree que las casas de apuestas cibernéticas colocan sus sedes fuera de España o en paraísos fiscales donde es muy difícil luchar contra ellas y propone que su acceso sea vetado ¢como ocurre con aquellas que contienen pornografía infantil¢, aunque aclara que ¢en el caso de juego no existe la misma colaboración policial¢.

La visión desde las empresas de juegos de azar por la red es diferente. Desde BetAndWin.com, una plataforma de apuestas deportivas y entretenimiento §on line§ de ámbito europeo, se destaca que ellos ejercen su actividad desde el marco de la UE -su filial BETandWIN.com Interactive Entertainment AG gestiona el negocio operativo desde Gibraltar, con una licencia de apuestas de deporte y de casino concedida por las autoridades del peñón y bajo el control de las autoridades gibraltareñas-. Algo similar ocurre con la otra gran casa de juego §on line§, Miapuesta.com, sociedad del grupo Sportingbet PLC, que cuenta con licencia de juego de los paraísos fiscales de Antigua y Barbuda, aunque aclaran que ¢las licencias principales corresponden al Reino Unido, que es el más regulado del mundo en juego y garantías hacia sus usuarios¢.

Desde el despacho de abogados Martín Corroto y Asociados, el letrado David Martín explica que aquellos juegos que se desarrollan por completo en Internet no se pueden amparar en una licencia ya existente, como el caso del negocio de juego tradicional (Lotería Primitiva), sino que deben obtener autorizaciones especiales, que muchos países suelen denegar, lo que obliga a estas empresas a establecerse en territorios excepcionales donde se encuentran dentro de una dudosa legalidad (caso de paraísos fiscales y principados). En opinión de Martín ¢es esta última práctica la que vulnera nuestro ordenamiento jurídico, puesto que no resulta lícito que empresas que no cuentan con la pertinente autorización para prestar un servicio, lo realicen amparándose en un vacío legislativo o estableciéndose en países que no lo permiten¢.

Un suculento negocio

Mientras tanto, el juego §on line§ se ha convertido en un suculento negocio, en especial el póquer, que triunfa sobre todo en EE UU, y las apuestas deportivas, que han encontrado su mina en los consumidores europeos. Se estima que el mercado de azar a través de Internet mueve entre unos 6.000 y 10.000 millones de euros al año con un crecimiento anual el 20%.

Sólo en Miapuesta.com, más de 130.000 usuarios de todo el mundo realizan apuestas en Reino Unido a través de su página y Sportingbet Plc, grupo al que pertenece, registra en todo el mundo una media de 28 apuestas por segundo y cuenta con más de 2.500.000 usuarios, siempre según datos suministrados por la compañía.

Sin embargo, este incremento de las cifras parece no haber hecho daño el negocio de la apuesta tradicional y Loterías y Apuestas del Estado ha declarado unos beneficios en 2004 de 9.026 millones de euros, con una estimación para 2005 superior en un 4% aproximadamente. Para apoyar esta opinión, las compañías §on line§ se apresuran a indicar que su negocio no entra en competencia con el modelo tradicional sino que hay sitio para todos y que sus empresas solo responden a una necesidad marcadas por la sociedad y las nuevas tecnologías.

Prohibidas en algunos países

En la actualidad, ni el ordenamiento jurídico español ni el comunitario ofrecen soluciones para actuar contra el juego en Internet, aunque algunos Gobiernos ya están llevando a cabo procesos sancionadores contra los establecimientos que operan donde el juego está prohibido. Estados Unidos es uno de los países que más ha perseguido a las firmas de apuestas a través de Internet y donde varios Estados han tomado medidas para obstaculizar el pago a través de la Red de transacciones relacionadas con el juego. El Departamento de Justicia ha llegado a señalar, incluso, que sus leyes prohíben las apuestas con otros países.

Y si la persecución de esta actividad fallara, otra opción sería trasladar al ciudadano la sanción por el juego en los casinos de la Red: ¢Considerar que el consumidor que juegue a través de un sistema de Internet que no cumple los requisitos legales, está cometiendo una infracción susceptible de ser sancionada¢, explica el abogado.

Otro de los problemas con los que últimamente se han encontrado las casas de apuestas §on line§ son las demandas de equipos de fútbol, como la interpuesta por el Real Madrid, que ha intentado que las empresas de apuestas en Internet dejasen de utilizar el nombre y las fotografías de sus jugadores. De momento el tribunal de París donde se llevo a cabo la denuncia ha desestimado la adopción de medidas provisionales, pero el caso sigue su curso.