Finanzas

Credit-Suisse ficha a Abril-Martorell como primer ejecutivo en España

Dos años después de su salida de Telefónica, Fernando Abril-Martorell vuelve al mundo profesional para ponerse al frente de la división española del banco Credit Suisse, que culmina así una profunda reestructuración.

El segundo mayor grupo financiero helvético, Credit Suisse, ha completado una reforma integral de su filial en España con un fichaje sonado. El nombramiento de Fernando Abril-Martorell como consejero delegado supone el comienzo de una nueva etapa para el banco en España.

Abril-Martorell, que hasta septiembre de 2003 fue consejero delegado de Telefónica, será el máximo ejecutivo de Credit Suisse en España, con responsabilidad sobre todas las unidades de negocio: banca privada, banca corporativa y banca de inversión.

Hasta el momento, el grupo financiero helvético no tenía un responsable único en España y los encargados de cada área reportaban directamente a la matriz. Con la llegada de Abril-Martorell, se implantará un sistema de 'doble estructura', según fuentes de la entidad, por el que los ejecutivos de cada unidad de negocio rendirán cuentas tanto ante el nuevo consejero delegado como a los responsables sectoriales del grupo.

Con este fichaje, Credit Suisse cierra una de las etapas más difíciles en España. En el plazo de dos años han reducido la plantilla a la mitad y el número de oficinas ha pasado de 22 a cuatro. Si en 2004 tuvo unas pérdidas de nueve millones de euros, las previsiones para 2005 son de tres millones.

La entidad, especializada en la banca personal, gestionó el año pasado 2.500 millones de fondos y espera aumentar este volumen en un 20% para este ejercicio.

Abril-Martorell, que descartó recientemente una oferta similar por parte de Deutsche Bank, ya se ha incorporado a su nuevo cargo. Una de las primeras tareas que tendrá que acometer es la implantación en España de la recién estrenada estrategia de banco global y marca única, puesta en marcha hace poco por el grupo.

Origen en la competencia

Fernando Abril-Martorell, licenciado en Derecho y Economía, inició su carrera profesional en un banco competidor de Credit Suisse, el estadounidense JPMorgan. Tras ocupar distintos cargos en sus oficinas de Londres, Nueva York y Madrid, accedió de gerente y tesorero de JPMorgan en España.

Desde ese cargo, Abril-Martorell se incorporó al grupo Telefónica en 1997 como director general del área financiera y posteriormente fue nombrado presidente de TPI-Páginas Amarillas. De 2000 a 2003 ocupó el puesto de consejero delegado de Telefónica, con responsabilidad directa sobre todas las unidades de negocio. Su salida de la operadora estuvo rodeada por las diferencias con el presidente, César Alierta, que tras la marcha asumió todo el poder ejecutivo.

Un gestor apreciado por los mercados

El día que Fernando Abril-Martorell anunció su salida de Telefónica, los títulos de la compañía cayeron un 1,7%, y es que inversores y analistas le han considerado siempre un gran gestor. Antes pasar por Telefónica, Abril-Martorell labró su prestigio financiero como gerente y tesorero de JPMorgan en España. Fue en este banco de negocios estadounidense donde inició su carrera profesional. Estas dos experiencias profesionales han decantado a Credit Suisse que valora en Abril-Martorell tanto 'el profundo conocimiento de la banca de inversión' como 'sus buenas relaciones con las más altas esferas españolas'.