CincoSentidos

Cadillac va a Rusia de la mano del golf

La marca Cadillac, perteneciente a General Motors, considerada uno de los emblemas del lujo y el bienestar estadounidense, llega a Rusia y lo hace a través del golf. La firma norteamericana era considerada un icono del capitalismo en la antigua Unión Soviética, que nunca permitió la importación de sus vehículos. Los cambios que acabaron con el bloque soviético han permitido que Cadillac sea el principal patrocinador del Abierto de Rusia, torneo correspondiente al circuito profesional europeo que se disputará del 11 al 14 del mes agosto en el campo de Le Meridien Moscow Country Club.

Este buque insignia de la exclusividad de General Motors buscaba un acontecimiento de relieve al que unir su nombre. La oportunidad ha aparecido gracias a la retirada de otra firma automovilística, la germana BMW, que a partir de este año se ha convertido en el principal patrocinador del PGA European Tour y que ha decidido centrar su inversión en mercados emergentes, con su apoyo directo al Asian Open en Shangai, en consolidar el International Open de Múnich, y en el campeonato de la PGA Tour europea, denominado este año BMW Championship. Cadillac es la primera empresa estadounidense que se vincula al circuito europeo y la cuarta perteneciente al sector del automóvil. Después de la ya mencionada BMW están Nissan, patrocinador del Abierto de Irlanda y Volvo que lo es del Abierto de China y del Volvo Masters que en octubre de cada año pone el punto final al calendario continental en el campo de Valderrama. El director ejecutivo de Cadillac en Rusia, Warren P. Browne, destacó la importancia del acuerdo alcanzado con la PGA European Tour 'que permitirá dar a conocer a nuestros clientes rusos el nuevo Cadillac STS, elegido Coche del Año 2005 en Estados Unidos, a través de un deporte que nos sirve para llegar a una buena parte de nuestro mercado potencial', dijo Browne que se negó a facilitar las cifras del acuerdo.

El torneo ruso alcanza este año la décima edición, aunque económicamente aún no ha despegado. La cita es considerada como un torneo dual, esto es, puntuable para el PGA European Tour y para el circuito satélite o de promesas, dotado con 500.000 dólares.