CincoSentidos

Chefs estrella para los fogones de los hoteles

Una nueva tendencia se impone en la gastronomía: los hoteles están fichando a los mejores chefs para poner glamour en sus cocinas. El fenómeno no es exclusivo de Barcelona, pero en la capital catalana hay cada vez más establecimientos con estrella que quieren tenerlas también en sus fogones.

Fermí Puig, Carles Gaig, Joan Roca, Sergi Arola o Santi Santamaria son cinco cocineros famosos por haber recibido estrellas Michelin en alguno de los establecimientos que dirigen y que se han apuntando a esta tendencia. Son los más célebres, pero el fenómeno abarca a muchísimos más.

El Gremio de Hoteles de Barcelona ha editado la guía Barcelona Hotel Restaurants, en la que recoge 138 restaurantes de este tipo en Barcelona, entre los que se incluyen los cinco citados.

Entre los 138 hay establecimientos de una y dos estrellas hasta los de cinco estrellas gran lujo. La guía incluye datos de cada local, relacionados con el tipo de cocina, el precio medio por persona, el horario, la disponibilidad de terraza, salones, aparcamiento o la posibilidad de acceso para minusválidos.

Hace algunos años hubiera sido impensable encontrar cocina de autor en los fogones de un hotel. Uno de los primeros chefs en dar el salto a la cocina hostelera en Barcelona fue Fermí Puig, que dirige el Drolma (ubicado en el hotel Majestic) y que ha recibido este año una estrella Michelín. El segundo en apuntarse fue el hotel Omm, que fichó a Joan Roca para dirigir el restaurante Moo. El cocinero catalán es conocido por llevar la riendas junto a sus dos hermanos, Jordi y Josep, de El Celler de Can Roca, un restaurante de Girona considerado como uno de los mejores de España y distinguido con dos estrellas Michelín.

Después llegó el Arola, en el Hotel Arts del Puerto Olímpico de Barcelona. Pero en realidad Sergi Arola ya había iniciado la fórmula de asociarse con establecimientos hoteleros ocho años antes, con la apertura del restaurante La Brochette en los bajos del hotel Miguel Ángel en Madrid, galardonado también con dos estrellas Michelín.

Por su parte, Carles Gaig es uno de los históricos de la gastronomía barcelonesa que también se ha apuntado a la nueva tendencia. El pasado mes de febrero trasladó el restaurante que lleva su nombre y una estrella desde un barrio barcelonés al céntrico Hotel Cram.

En cuanto a los que están a punto de iniciarse en la aventura, se puede citar a Ramón Freixa, que dirigirá el restaurante del Gran Hotel Central, y al vasco Martín Berasategui, que llevará las riendas del establecimiento que se abrirá en el Hotel Condes de Barcelona.

Jordi Clos, presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, aseguró durante la presentación de la guía que la restauración en los hoteles está alcanzado 'elevadas cotas de calidad en Barcelona', a la vez que confió en que la oferta de esos 138 restaurantes se convierta 'en un elemento más de atracción dentro de la oferta turística de la ciudad'.