Vivienda

Las familias destinaron el 36% de su renta a la compra de vivienda en el segundo trimestre

Las familias españolas destinaron el 35,9% de su renta bruta disponible a financiar la compra de vivienda entre abril y junio, casi tres puntos por encima de lo recomendado por las entidades bancarias para evitar problemas de impago, según los últimos datos del Banco de España.

Este porcentaje contrasta con el 34,3% de la renta bruta familiar que era necesario destinar a este fin en 2004, y con el 35,2% del primer trimestre del año, lo que pone de manifiesto que el continuo encarecimiento de los inmuebles está obligando a las familias a realizar un esfuerzo cada vez mayor.

De hecho, durante el segundo trimestre del año el precio de una vivienda de tipo medio (93,75 metros cuadrados) era 6,5 veces superior (6,1 veces en 2004) a la renta bruta disponible de un hogar mediano.

La deuda de los hogares españoles continúa la senda ascendente registrada en los últimos años, mientras que el ahorro familiar se sitúa en mínimos históricos, lo que hace más vulnerables las decisiones de gasto de los hogares antes un más que probable aumento de los tipos de interés en el medio plazo. España cuenta además con el mayor porcentaje de créditos hipotecarios a tipos de interés variable en Europa (el 99% de los nuevos préstamos contratados en 2004).

El ahorro, en mínimos

En cualquier caso, datos de las entidades bancarias indican que la morosidad continúa siendo muy pequeña (0,74% para el crédito al sector privado, frente al 0,88% en 2003) y, además, el segmento de población más vulnerable es relativamente reducido, ya que, del 44% de los hogares que tienen algún tipo de deuda pendiente, tan sólo un 7,2% destina más del 40% de su renta al pago de la misma, según datos del Banco de España.

Descontando las deducciones de las que se benefician las familias por compra de vivienda a través del IRPF (un 15% con carácter general, hasta un máximo de 9.000 euros), los hogares destinaron el 25,2% de su renta bruta disponible a financiar la adquisición de su vivienda en el segundo trimestre, cifra superior al 24,7% que fue necesario en el primer trimestre y al 24,1% del año 2004.