Petróleo

El crudo se acerca a los 62 dólares pero ignora la muerte del monarca saudita

Los analistas consideran que la sucesión de Fahd por Abdullah no supondrá apenas cambios en la política exterior saudita (Abdullah era el mandatario de facto del país desde 1995, cuando Fahd cayó enfermo por vez primera), y por tanto su política productiva se mantendrá intacta.

Los analistas consideran que la sucesión de Fahd por Abdullah no supondrá apenas cambios en la política exterior saudita (Abdullah era el mandatario de facto del país desde 1995, cuando Fahd cayó enfermo por vez primera), y por tanto su política productiva se mantendrá intacta.

Así el petróleo Texas ha subido en la sesión de hoy 1,23 dólares hasta los 61,8, mientras que el Brent de Mar del Norte que cotiza en el mercado de Londres sube hasta los 60,74 dólares, un nuevo récord en el mercado de futuros de Londres. El último máximo se alcanzó el pasado 8 de julio, cuando el crudo de referencia en Europa se colocó al cierre de esa sesión en 60,36 dólares.

Lo que sí inquieta a los mercados, que en lo que va de año han visto cómo la cotización del petróleo subía un 40%, es la duda sobre si la cadena productiva es lo suficientemente dinámica como para mantener engrasada la economía estadounidense.

Los recientes incidentes en varias refinerías estadounidenses han reducido la capacidad de refino ­que ya está en situación límite, según los expertos- y han avivado los temores de que la demanda veraniega no pueda ser satisfecha.

Eso ha hecho que el barril de crudo ligero de Estados Unidos supere los 61 dólares, mientras que el Brent, referencia europea, se acomoda en torno al nivel de las 60 unidades.