CincoSentidos

Triunfan los detectives informáticos

El sabotaje informático está llevando a las grandes empresas a ponerse en guardia con métodos de defensa desconocidos hasta ahora. Se trata de protegerse de las nuevas tipologías de fraude que van desde la fuga de información privilegiada, la competencia desleal, las difamaciones por correo electrónico, el uso fraudulento de recursos corporativos o los daños a terceros a través de las nuevas tecnologías.

Surge así la necesidad de contratar a expertos en la materia que sepan moverse como pez en el agua entre todo tipo de conductas delictivas, desarrolladas muchas veces desde el interior de propia la empresa a través de empleados deshonestos que trabajan en secreto para la competencia o con un interés dañino para la firma. Así se explica el éxito de empresas como Cybex, especializada en la prevención y detección del fraude en entornos virtuales, auténticos detectives informáticos.

Cybex, perteneciente al grupo Intelligence Bureau, lleva cinco años trabajando en esta materia, siendo la firma pionera y líder en el país en la investigación digital del fraude empresarial. Su gran virtualidad, se encuentra, no sólo en la detección de piratas y saboteadores informáticos sino también en la gestión y obtención de 'pruebas digitales', que sirvan en un futuro proceso judicial para poder probar los delitos cometidos en una empresa. Por eso, no es de extrañar que estén interesados en estos métodos los principales bufetes de abogados, para potenciar sus estrategias profesionales y, también para defenderse ellos mismos del espionaje empresarial.

Empresas especializadas, como Cybex, son capaces de detectar sabotajes digitales y de entregar informes periciales válidos para procesos judiciales

En este trabajo, lo más importante además de la discreción, es la herramienta técnica con que se cuente. 'Somos capaces de recuperar documentos que ni siquiera se han guardado por el usuario; nuestro software avanzado nos permite efectuar rastreos no sólo en ordenadores sino en todo tipo de soportes digitales como teléfonos móviles, agendas electrónicas o internet', comenta a Cinco Días Sergio Agud, director general de Cybex.

En el caso de ordenadores en los que se sospecha que están pinchados o han sido saboteados, se establece con un protocolo de actuación. 'Hacemos una copia exacta del disco duro del ordenador, en presencia de un notario, para tener la garantía de que nuestro trabajo será admitido en el futuro por un juez', comenta Agud. A partir de ahí, el disco duro se somete al análisis de un laboratorio informático-forense, con técnicos en la materia que están incorporando constantemente a su trabajo los últimos avances tecnológicos (Cybex invierte el 20% de sus beneficios en I+D). En un plazo 'aproximado de un mes (varía según la empresa)', se obtiene un informe pericial listo para el cliente. Así se ha hecho con centenares de casos en los últimos tres años en España. El éxito obtenido en todos ellos prueba cómo la 'ciberinvestigación' es ya una herramienta eficaz para protegerse de los nuevos métodos de fraude empresarial. Ello sucede en un mundo globalizado en el que se envían 2,8 trillones de e-mails al año, donde más del 90% de los documentos que se crean son electrónicos y menos del 30% llegan a imprimirse en papel.

'Con estas premisas, una persona con conocimientos informáticos puede hacer tambalear a toda una multinacional si no pone los medios adecuados', destaca Agud.

Normativa: La UE se pone a investigar

La UE está decidida a poner también cartas en el asunto. La Dirección General de Justicia de la Comisión Europea acaba de encargar un estudio sobre la admisibilidad de pruebas electrónicas en los procesos de fraude empresarial. El estudio, que durará un año, ha sido encargado a un grupo de expertos, entre los que se encuentra Cybex, que liderará el proyecto, a partir de septiembre.

Se busca, sobre todo, métodos para armonizar las pruebas digitales a escala comunitaria, de forma que sirvan en cualquier tribunal de la UE. La materia es tan interesante como desconocida. Profesionales como jueces, abogados, ejecutivos y miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están recibiendo ya cursillos de especialización. 'Estamos en contacto con Guardia Civil, Policía Nacional y autonómica a los que prestamos servicios', comenta Sergio Agud. Especialmente importante es el acuerdo de colaboración con el Ministerio de Defensa, al que se presta tecnología de última generación.