Banca

La mejora del beneficio de la banca mediana dispara su atractivo

Los cinco bancos medianos independientes, Sabadell, Bankinter, Banca March, Pastor y Guipuzcoano, han ganado hasta junio 545 millones, un 45% más que en el primer semestre de 2004. Estos buenos resultados hacen que se conviertan en un objeto de deseo de otros grupos, principalmente extranjeros.

Las especulaciones sobre posibles opas sobre los bancos medianos españoles, las pieza más asequibles del panorama financiero nacional para su adquisición, es un tema recurrente en los círculos de inversores. Cíclicamente se suceden comentarios de grupos financieros extranjeros interesados por entrar o potenciar su presencia en el mercado español. Una fuerte revalorización en bolsa es uno los síntomas más destacados que indican que un banco foráneo busca su oportunidad para crecer en España.

Desde enero hasta finales de julio, los cuatro bancos medianos que cotizan, han visto como el precio de su acción aumentaba una media de un 27%, más del doble de la evolución del Ibex 35. La puesta en práctica de las fusiones transfronterizas, el deseo de otras entidades de crecer vía compras o los posibles movimientos dentro de los núcleos estables de accionistas explican en gran medida este alza de las cotizaciones.

Los que más han subido han sido el Pastor y el Guipuzcoano. El primero ha incrementado su valor en bolsa un 41%, mientras que el Guipuzcoano lo ha hecho en un 38%. Esta entidad ha sido la que más se ha revalorizado en un sólo día del club de los medianos. Unas horas después de que se especulara sobre el posible interés de Crédit Agricole y Royal Bank of Scotland por la entidad vasca su acción subió un 7,22%. Aunque la operación no se confirmó, el banco que preside José María Aguirre González se ha revalorizado un 14% en lo que va de año.

Las acciones de entidades medianas se han revalorizado, de media, un 27% en lo que va de año

Durante el primer semestre, el grupo de los medianos que no están controlados por otro grupo financiero, ha cosechado 545 millones de euros de beneficios, lo que supone un incremento del 45% respecto al mismo periodo del año pasado. Las cinco grandes entidades financieras españolas, consiguieron en ese mismo periodo una mejora de sus resultados del 29,5%.

En un reciente foro de empresas de mediana capitalización, varios de los gestores de estos bancos, descartaban que pudieran ser blanco de operaciones hostiles. 'El primer accionista del Banco Pastor la Fundación Pedro Barrié de la Maza ha multiplicado por 18 su inversión desde que está en el accionariado', explicaba el presidente de la entidad José María Arias. A pesar de las continuas declaraciones de independencia, el mercado sigue apostando por su venta. Caixa Galicia se desprendió en febrero de un 5% de su capital, y Caja España lo decidirá a finales de este año. El Sabadell, cuyo máximo accionista es La Caixa con un 15%, es el único de este grupo en el que el mercado apuesta porque puede hacer otra compra en un periodo prudente de tiempo, razón por la que está en el punto de mira del mercado.

March gana un 82,8% por los extraordinarios

El beneficio neto del grupo Banca March alcanzó los 145 millones de euros al cierre del primer semestre de 2005, un 82,8% más que en el mismo período del año anterior. Dos operaciones financieras han catapultado el resultado semestral del grupo balear. Las plusvalías de 93,3 millones generadas por la venta de participaciones en Vodafone y las derivadas de la venta del 85% de la participación del grupo en Celtel, que supuso una ganancia de 43,5 millones. La buena evolución de las sociedades participadas, unida al incremento de participación, ha supuesto que su aportación de resultados al margen del grupo se incremente un 25,7% ascendiendo a 94,9 millones de euros.

Pero no sólo de plusvalías se nutre este banco familiar. El margen de explotación, la diferencia entre los depósitos captados y el crédito ofrecido, ascendía al término del primer semestre a 264,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 96,6% respecto al mismo período del año anterior, mientras que la inversión crediticia gestionada llegaba a 4.797 millones.