Pequeños gigantes

Pizarras Villar del Rey, tejas extremeñas para el mundo

Explotan una cantera que ya utilizaron los romanos hace 2.000 años. Su fundador dejó sus estudios de cine en 1983 para ser el primero en introducir las tejas de pizarra española en el mercado residencial del Reino Unido

La relación de Julián Cuéllar Reynolds con el mundo de la pizarra comenzó en los años setenta cuando se marchó al Reino Unido a estudiar cine. Allí conoció a Harold Yates, responsable de la compra de pizarra natural de una importante empresa. Años después creó con el hijo de Harold, Chris Yates, la empresa Yates & Co, que funciona desde entonces como distribuidora de Pizarras Villar del Rey, en el Reino Unido.

Cuéllar empezó comprando pizarra en Galicia y vendiéndola en Inglaterra de la mano de Yates, y así conseguía irse pagando sus estudios de cine. Luego dejó el séptimo arte y regresó a España para explotar una pequeña cantera de pizarras en Cheles (Badajoz) para, años más tarde, decantarse definitivamente por Villar del Rey, también en la provincia pacense. Un dato para la historia: 'Yo fui el primer empresario en introducir las tejas de pizarras españolas en el Reino Unido e Irlanda, allá por el año 1975, y allí es donde sigo teniendo mi principal mercado', explica Cuéllar Reynolds. 'También fui uno de los primeros exportadores a otros países y hoy España es el primer productor mundial de pizarra (700.000 toneladas al año) y exporta el 80%'.

Villar del Rey es un pequeño pueblo al noroeste de la provincia de Badajoz, que posee probablemente las canteras de pizarra más antiguas de toda Europa. Ya los romanos, hace 2.000 años, extraían de este yacimiento piezas para la construcción de Emérita Augusta, la actual Mérida. Según explican en la empresa, las canteras de la localidad se han explotado de una forma más o menos regular en los últimos 300 años.

Cuéllar Reynolds llegó a Villar del Rey en 1983, cuando fundó Pizarras Villar del Rey. Más tarde, aprovechando los filones de granito negro descubiertos junto a la cantera de pizarra, crea la empresa Negro Villar.

Son varias las claves que hacen a Pizarras Villar del Rey una empresa diferente a las del resto de España, la mayoría de las cuales (unas 80) están situadas en Galicia. Por un lado, las propias características de la pizarra de la zona. Por otro, la inversión en maquinaria y equipamiento de diseño propio y la utilización de los canales de distribución de sus socios (Yates y la multinacional belga Etex Group).

'Las pizarras de Villar del Rey', explica Cuéllar, 'se presentan en bloques de gran tamaño que exfolian con una increíble facilidad y descubren una superficie muy lisa, de gran belleza, con vetas en forma de abanico, lo que hace que sean muy aptas para la fabricación de suelos, encimeras, mesas y otros objetos de decoración'. El producto estrella de la empresa son las tejas, que elaboran en distintos formatos. 'Las tejas son muy apreciadas en el mercado exterior por su gran tamaño, color oscuro, flexibilidad y facilidad para la colocación', puntualiza.

Pizarras Villar del Rey vende hoy su producto a sitios tan remotos como Japón, Australia y Nueva Zelanda, aunque el principal destino de las tejas es el ámbito anglosajón. En la empresa trabajan en la actualidad unas 180 personas y factura en torno a 8 millones de euros. Pizarras Villar del Rey pone en el mercado anualmente unas 30.000 toneladas al año de sus diferentes productos. El 95% de la producción de tejas se exporta y el resto de productos se quedan en España.

La empresa subraya la importancia que tiene la incorporación de maquinaria de diseño propio, a diferencia de lo que suele ser común en el sector, donde gran parte del trabajo se sigue haciendo a mano. En el caso de la teja, en Pizarras Villar del Rey, prácticamente el ciclo completo está robotizado. 'La única manera de poder sobrevivir es avanzar tecnológicamente', explica Cécile Gouot, responsable del departamento de exportación de Pizarras Villar del Rey. 'La mayoría de la maquinaria de transformación actual es producto de la investigación y desarrollo que se está llevando a cabo desde hace años', añade Gouot. Al igual que el resto de la industria manufacturera occidental, Pizarras Villar del Rey siente de cerca las pisadas de China. 'La gran amenaza a la que nos enfrentamos, como industria que exporta la mayor parte de su producción, proviene de nuestra falta de respuesta con rápidos avances tecnológicos al vertiginoso crecimiento de los países emergentes, principalmente de China. 'Lo que está pasando nos interesa a todos los europeos, pues en ello nos va el bienestar al que estamos acostumbrados'.

Datos básicos

Cifras

Pizarras Villar del Rey es una empresa fundada en 1983 por Julián Cuéllar Reynolds, quien en la actualidad conserva el 70%. Tiene dos socios: la empresa británica Yates & Co, con el 10%, y la belga Etex Group, que posee el 20% restante. La entrada de este último socio en el capital se produjo en el año 1998. Etex Group es el primer fabricante europeo de materiales para cubiertas y se decidió por Pizarras Villar del Rey como socio para introducirse en la fabricación de pizarra natural, producto que hasta entonces no fabricaban.

Productos

El producto estrella de Pizarras Villar del Rey es la teja. No obstante, la empresa elabora previo pedido desde encimeras hasta suelos, pasando por mampostería, baldosas, plaquetas, mesas, escaleras y hasta posavasos. 'Cualquier cosa hecha con pizarra', explica Cécile Gouot, responsable del departamento de exportación.

Cantera

Cuando se echa un vistazo a la cantera de Pizarras Villar del Rey se aprecian los grandes filones de pizarra escondidos bajo la superficie del suelo, pero no es oro todo lo que reluce, ya que apenas un 3% de todo el material que se mueve en cantera se puede utilizar para la fabricación. Se trata de una pizarra de color negro-azulado y de suave acabado, que permite extraer planchas rectilíneas de dimensiones grandes. Pizarras Villar del Rey fue la primera empresa española del sector en conseguir, en el año 1995, el certificado de calidad ISO9001 y en la actualidad es la única en tener el marcado CEE en sus productos.

Balasto para las líneas del AVE

Granitos Negro Villar, empresa que comparte oficinas con Pizarras Villar del Rey, construye en la actualidad una planta de machaqueo de granito, que se destinará principalmente a la elaboración de balasto, el lecho de piedras que soporta los raíles de las vías férreas. 'Las inversiones son cercanas a los tres millones de euros y se crearán unos 20 puestos de trabajo', explica Cuéllar Reynolds. Está previsto que la planta, en la que también se producirán materiales áridos para carretera, esté en funcionamiento el próximo mes de septiembre.

Hace escasos meses, Granitos Negro Villar ha registrado un cambio accionarial con la entrada en el capital de la Corporación Empresarial de Extremadura (CEX), una sociedad de capital riesgo que está presidida por Íñigo de Oriol, máximo responsable de Iberdrola. La CEX ha adquirido el 20% de la sociedad por un valor de 900.000 euros. El resto del capital de Granitos Negro Villar está controlado por Julián Cuéllar.

La puesta en marcha de la nueva planta reforzará también la línea actual de la empresa de producción de granito ornamental. Las características del granito de Villar del Rey, único en España en densidad y dureza, lo hacen idóneo para las líneas de alta velocidad ferroviaria, como la que se empezará construir en breve entre Madrid y Lisboa.