Alimentación

Ebro Puleva gana un 29,1% menos al retrasar las desinversiones a julio

El grupo Ebro Puleva ha obtenido en el primer semestre del año un beneficio neto de 47,8 millones de euros, lo que supone una reducción del 29,1% respecto al mismo periodo del año anterior. La cifra de negocio se ha situado en 1.068 millones de euros.

Esta caída del beneficio del grupo de alimentación se explica por el retraso en las desinversiones inmobiliarias que está llevando a cabo la compañía. En 2004 se realizaron en el primer semestre y este año se han cerrado en julio. Se justifica así el descenso del 23,8% del resultado operativo, hasta 88 millones de euros.

El grupo prevé una recuperación de los resultados en la segunda mitad del año, ya que después de finalizar el primer semestre ha cerrado operaciones que supondrán unas plusvalías del 60 millones. Si la compañía hubiese realizado estas desinversiones en el primer semestre, su resultado operativo habría mejorado un 28,1%.

La cifra de negocio de Ebro Puleva alcanzó los 1.068 millones de euros, un 26,3% más que en el mismo periodo del anterior ejercicio. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se incrementó un 19,1% hasta los 127,5 millones de euros, en tanto que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 94,1 millones de euros, un 11,4% más que en el primer semestre de 2004.

EBRO FOODS 14,84 0,14%

El endeudamiento del grupo se multiplicó por más de cinco, hasta 1.084 millones de euros, debido a la adquisición de las firmas Riviana (hace seis meses) y Panzani (en mayo). Estas operaciones han supuesto un desembolso de 950 millones de euros. La deuda se reducirá con un pago de 25 millones de euros, ya realizado pero no recogido en los resultados semestrales, y con otros pagos por importe de 84,8 millones de euros que serán realizados antes de que finalice 2005.

Por áreas de negocio, los resultados de la división de azúcar han estado marcados por la inestabilidad del sector en Europa. Según la compañía, los anuncios de reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC), así como los excesos de stock provenientes de los países del Este, han provocado una caída de las ventas del 9,5% hasta 321 millones. El resultado operativo del área azucarera ha registrado una caída del 13,5%.

La división arrocera ha incrementado su facturación un 60,9% alcanzando los 382,7 millones de euros, gracias al buen comportamiento de las marcas del grupo en países como Estados Unidos, Portugal, España, Francia o Alemania.

En cuando al áreas de lácteos, las ventas se han incrementado un 6,6% hasta 264,4 millones de euros, mientras que el Ebitda ha registrado una mejora del 14,3%.

Respecto a la división de pasta, el 1 de mayo de 2005 se incorporó a Ebro Puleva la firma Panzani. Esta operación ha permitido que, durante los meses de mayo y junio, este área haya alcanzado una cifra de negocio de 104,5 millones de euros y un resultado bruto de explotación de 9,4 millones de euros.