Cable

Ono reduce un 91% sus números rojos y aumenta un 15% el número de clientes

El operador de cable Ono registró en el primer semestre del año una pérdida neta de 3,1 millones de euros, lo que supone una reducción del 91% respecto al mismo periodo de 2004.

Los ingresos de la compañía, que negocia la adquisición del negocio de cable del grupo Auna, crecieron durante el periodo un 17,7%, hasta 147,5 millones de euros.

El aumento de la facturación permitió a la compañía de telecomunicaciones mejorar su Ebitda o resultado bruto de explotación un 29,1%, hasta 61,2 millones. Las pérdidas de actividades ordinarias descendieron el 43% y se situaron en este periodo en 8,1 millones, mientras que los ingresos extraordinarios ascendieron a 10,6 millones.

El número total de clientes de Ono ascendía al cierre de junio a 862.561 personas, lo que supone un alza interanual del 15,7%. De esa cifra, 838.347 clientes corresponden al mercado residencial (un aumento del 15,4% interanual), en el que Ono logró aumentar el ingreso medio por usuario de 52,7 a 53,8 euros.