Objetivo

La CNMV tendrá en 2006 el código de buen gobierno

El Gobierno aprobará hoy, en la última reunión del Consejo de Ministros antes de las vacaciones del verano, una petición formal a la CNMV para que ponga en marcha un grupo de trabajo con el objetivo de elaborar un nuevo código de buen gobierno en 2006.

El ejecutivo trasladará hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la indicación de que tenga en cuenta las recomendaciones ya contempladas en los códigos Olivencia y Aldama y que, en paralelo, recoja las recomendaciones elaboradas por la Comisión Europea y la OCDE. En particular los advertencias que establece sobre la remuneración de los consejos de administración y el papel que deben desempeñar los administradores no ejecutivos.

El grupo de trabajo que creará la CNMV estará encabezado por su presidente, Manuel Conthe y contará con representantes de la Secretaria de Estado de Economía y Justicia, del Banco de España y del sector privado, que serán nombrados a propuesta precisamente de la CNMV. El Gobierno ha pedido a la CNMV que le traslade el informe que elabore en 2006.

La necesidad de elaborar un nuevo código de buen Gobierno fue identificada por el ministerio de Economía y Hacienda alrededor del pasado mes de marzo. Entonces aseguró que los dos códigos vigentes en la actualidad ' no son exactamente compatibles'. Para solucionar esta situación, y como adelantó Cinco Días el pasado 30 de junio, el departamento dirigido por Pedro Solbes había decidido instar a la CNMV a que elaborase un nuevo código de conducta para las empresas.

Uno de los asuntos más espinosos y polémicos que sin duda centrarán buena parte de los debates del nuevo grupo de trabajo, será el de la publicación de las retribuciones de los consejeros y administradores de las sociedades, extremo que en España cumplen contadas firmas y que es una práctica habitual en las corporaciones europeas y estadounidenses.

Lo que parece ya superado es la idea inicial de que el grupo de trabajo designado por la CNMV se iba a a limitar a establecer un nuevo código, que fuera resultado de la fusión e integración del código Aldama y Olivencia. Será en cambio un texto mucho más amplio, más rico en conclusiones y más moderno.

Compatibilidad

El Ministerio de Economía y Hacienda asegura que los dos códigos vigentes -Aldama y Olivencia- no son exactamente compatibles y ha pedido su unificación en un nuevo compendio normativo que recoja las recomendaciones de la Unión Europea.