Política

Pulso en el tripartito por el voto del Estatuto

El PSC y Esquerra Republicana (ERC) mantuvieron ayer sus posiciones encontradas en las últimas negociaciones sobre el Estatut, encalladas en la fórmula para incluir los derechos históricos de la comunidad autónoma en el texto legal. El nulo avance de las conversaciones entre los dos socios del tripartito catalán y CiU emplazan a seguir negociando en agosto y septiembre.

Las diferencias más graves después de ocho meses de negociaciones se producen a escasas horas de la votación de hoy de la comisión sobre el dictamen del nuevo Estatut, antes de su hipotética aprobación definitiva en un pleno parlamentario en septiembre. La reunión producida ayer entre el ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, y el secretario general de ERC, Joan Puigcercós, no significó ningún avance.

El portavoz de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, señaló que el PSC votará hoy en contra del capítulo de competencias del Estatut si se refiere a los derechos históricos para blindar competencias, al considerar que esta cuestión es 'inconstitucional'. Iceta señaló que el PSC esperará a que se produzcan las condiciones en septiembre 'para ponernos de acuerdo'. Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Ridao, rechazó la oferta del PSC de incluir en el texto del Estatut el concepto 'excluyente' en las competencias exclusivas a cambio de no incluir los derechos históricos.

El presidente de CiU, Artur Mas, se alineó con las posturas de ERC, al afirmar que los derechos históricos son 'tan importantes' que gracias a ellos 'los vascos tienen la financiación que tienen', en referencia a su modelo de concierto autonómico.