Oferta

BBVA renuncia a la OPA sobre BNL

BBVA ha decidido renunciar a la Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) lanzada sobre Banca Nazionale del Lavoro (BNL)y ha optado por vender su participación en esta entidad, con lo que conseguirá unas plusvalías de 520 millones de euros, según han informado fuentes financieras.

El banco que preside Francisco González ha decidido adoptar esta postura una vez que el apoyo logrado por BBVA a esta operación ha sido del 0,548% del capital social.

Precisamente el día que acababa el plazo para aceptar la oferta que había presentado BBVA, el banco español decide retirarse, después de que la aseguradora Unipol anunciara esta misma semana la presentación de una oferta competidora y de que se asegurara el control de más del 50% de la BNL. Tras renunciar a la oferta, el BBVA venderá su participación del 14,75% en la BNL, lo que le permitirá ingresar unas plusvalías de 520 millones de euros.

Las acciones del BBVA, que a media sesión se movían en el terreno de las pérdidas, se han llegado a revalorizar más del punto porcentual (1,25%) después de renunciar a la Oferta Pública de Adquisición (OPA) por la Banca Nazionale del Lavoro (BNL), aunque ha cierre de mercados sólo han subido un 0,3%.

Oferta más beneficiosa

BBVA asegura en su comunicado que "lamenta que, como consecuencia de la actuación de Unipol y sus aliados, los accionistas de la BNL no puedan beneficiarse de la única oferta hoy vigente que, al valor del cierre de ayer, es económicamente más beneficiosa" que la anunciada por la aseguradora italiana.

En un anuncio muy crítico con la actuación de Unipol y sus aliados, el banco español recuerda que la oferta competidora está supeditada "a la obtención de las autorizaciones pertinentes y de las garantías financieras requeridas por la ley", con lo que deja claro que es posible que esa oferta nunca llegue a materializarse.

El banco "igualmente lamenta que estos hechos no permitan desarrollar el plan de negocio diseñado por BBVA para BNL, que suponía incluir a ese banco en un grupo de mayor solvencia y mejores ratings, además de comprometer inversiones significativas para mejorar sus capacidades comerciales y competitivas".

BBVA abandonará, por tanto, BNL después de haber estado en su accionariado desde 1998 y haber dirigido la gestión de la entidad italiana junto con sus socios Generali y Diego Della Valle.

El banco presidido por Francisco González renuncia así, obligado por las circunstancias, a su proyecto de convertirse con esta operación en el séptimo de Europa y tercero de la Zona Euro por capitalización bursátil.

Y es que para ejecutar el canje ofrecido a los accionistas de la BNL, el BBVA tenía previsto realizar una ampliación de capital que ahora ya no tendrá que efectuar.