_
_
_
_
_
Informe

La deuda de las familias bate un récord histórico al superar los 600.000 millones

El endeudamiento de las familias españolas alcanzó los 603.763 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que equivale al 76% del PIB y supone un incremento del 17,7% en relación al mismo periodo del año anterior, según datos difundidos por el Banco de España. De esta manera, la deuda de los hogares vuelve a batir un nuevo récord histórico y supera, por primera vez, los 600.000 millones de euros, acercándose paulatinamente al 80% del PIB español.

Los datos del instituto emisor ponen de manifiesto que continúa la aceleración del endeudamiento familiar, motivado por los bajos tipos de interés y la subida del precio de la vivienda, que obliga a solicitar préstamos hipotecarios más altos. De hecho, el Banco de España considera que el motor principal del creciente endeudamiento familiar ha sido la fuerte expansión de la financiación para la adquisición de viviendas, normalmente con hipotecas contratadas a tipos de interés variable (este tipo de créditos suponen el 60% del total). Los datos del primer trimestre del año contrastan de forma considerable con la deuda de los hogares en 1997, que se situó en 222.827 millones de euros, lo que supone que el endeudamiento familiar se ha casi triplicado desde entonces y no ha parado de crecer en los últimos años.

Recuperación de activos financieros

Por su parte, los activos financieros de las familias españolas aumentaron un 8,4% hasta marzo de 2005, situándose en 1.383.884 millones de euros. Esta recuperación de los activos, mucho más modesta que el aumento experimentado por los pasivos, se debió fundamentalmente al incremento registrado en el dinero en efectivo y depósitos en manos de las familias, que se situaron en 551.585 millones de euros, un 9,3% más. Igualmente, tanto las acciones y participaciones en fondos de inversión como las reservas técnicas de seguro (seguros de vida y para siniestros, y fondos de pensiones) aumentaron un 6,4% y un 9,2%, alcanzando los 524.846 millones y 212.199 millones, respectivamente.

Crece la riqueza financiera

. Como resultado de la recuperación de los activos, la riqueza financiera neta de las familias aumentó un 2,1% durante los tres primeros meses del año. Este incremento se ha producido tanto en activos reales, mediante la adquisición y revalorización de viviendas, como en activos financieros, con una pérdida de importancia relativa del efectivo y los depósitos bancarios y un incremento de los instrumentos negociables (acciones, participaciones en fondos de inversión) y, en menor medida, reservas técnicas de seguros). De esta forma, los activos de renta variable han duplicado su peso relativo en la cartera de las familias, hasta el punto de equiparar aproximadamente la participación del efectivo y los instrumentos de renta fija.

Por todo ello, las rentas de capital de las familias se han hecho menos sensibles a las variaciones de los tipos de interés, cuya influencia sobre las rentas familiares se ha debilitado considerablemente, aunque en contrapartida se incrementa de forma sustancial la exposición directa a las variaciones en los precios de los activos reales y financieros.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_