Tipos de interés

Greenspan anuncia que los tipos de interés seguirán subiendo

El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, ha advertido que las tasas de interés seguirán subiendo en los próximos meses. En su presentación de medio año sobre política monetaria ante el Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes, Greenspan ha anunciado que el creciente déficit comercial de Estados Unidos es un contrapeso al crecimiento económico.

Greenspan ha declarado que la Fed seguirá elevando los tipos de forma gradual en los próximos meses, siguiendo un ritmo semejante al que fue puesto en práctica en el mismo periodo del año pasado. Respecto a la progresión de los costes de la vivienda, ha indicado que la economía puede soportar una caída de estos precios.

La economía de Estados Unidos, dijo Greenspan, se encuentra en buenas condiciones y las noticias seguirán siendo positivas en tanto la Reserva Federal siga subiendo de forma mesurada las tasas de interés. "Nuestro diagnóstico básico de la economía de EE UU es de un crecimiento económico sostenido y presiones de inflación contenidas", dijo Greenspan.

El presidente de la Fed ha añadido que "para que esto siga así, se requerirá que la Reserva Federal continúe reduciendo la política monetaria acomodaticia".

La "política monetaria acomodaticia" fue aplicada desde enero de 2001 hasta junio de 2004 y llevó la tasa de interés interbancario a su nivel más bajo en 46 años (el 1 por ciento), a fin de estimular el gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios del Producto Interior Bruto de EE UU.

En el último año la Reserva Federal ha aplicado incrementos de un cuarto de punto porcentual en la tasa de interés, que ahora está en el 3,25%.

Greenspan ha indicado que los altos precios de la energía son un factor de riesgo para la continuación del crecimiento económico y ha apuntado que el déficit del comercio exterior seguirá siendo un lastre para el crecimiento en los próximos trimestres.

El funcionario ha dedicado buena parte de su declaración ante los legisladores al bajo nivel de las tasas de interés de largo plazo, que han sustentado un robusto mercado inmobiliario, con hipotecas de 30 años que tienen un interés por debajo del 6%. Greenspan ha afirmado que "las tasas de interés de largo plazo no podrán seguir bajando durante mucho más tiempo."