Banda ancha

El ADSL toma impulso en junio con 110.000 líneas instaladas por las telefónicas

Después del ligero parón de abril y mayo, la instalación de líneas de ADSL ha vuelto a tomar impulso. Según las cifras divulgadas el viernes por Telefónica, durante el mes de junio se han captado 110.000 clientes netos, lo que lleva el total de conexiones de esta tecnología de banda ancha instaladas a más de 3,27 millones.

Junio se convierte, por tanto, en un mes mejor que los dos últimos, pero no que marzo. Con más de 140.000 conexiones, este periodo sigue manteniendo el récord de conexiones hasta ahora.

En cualquier caso, la evolución registrada en los últimos meses demuestra que el mercado se ha reactivado y que la fuerte competencia de las operadoras, con Telefónica a la cabeza, está dando sus frutos. Hasta octubre del año pasado, las altas netas mensuales no habían sobrepasado nunca las 100.000 y desde entonces es raro el mes que no lo hacen.

Ofertas agresivas

A ello ha contribuido en buena medida Telefónica, con sus duplicaciones de velocidad sin elevar precios y sus nuevas ofertas que incluyen llamadas de voz con la contratación de ADSL. Pero también los competidores están poniendo de su parte, sobre todo Wanadoo, con fuertes rebajas de precios y ofertas muy agresivas a través de sus propias infraestructuras.

El resultado es que, en lo que va de año, 670.000 personas se han dado de alta, una cifra que asciende a 1,19 millones en los últimos doce meses. Estas cifras incluyen tanto los ADSL que sirve Telefónica como minorista, como los que las otras operadoras le compran a ella a través de su oferta mayorista y los que venden estas compañías con sus propias infraestructuras.

La evolución del ADSL en lo que va de año vuelve a demostrar la predominancia de esta tecnología de banda ancha sobre el cable, tanto por crecimiento como por presencia territorial. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, recogidos por la Fundación Auna, sólo en una comunidad autónoma española el cable gana al ADSL: Asturias. En el resto, más del 50% de los usuarios de banda ancha han preferido la oferta de Telefónica y sus rivales.