Lunes de los fondos

El atractivo del Reino Unido

La gran liquidez del mercado de renta variable británico y el hecho de que la moneda de inversión sea la libra, han colocado a los fondos de Bolsa del Reino Unido como una opción valida para diversificar las carteras. Quizás no sea el mejor momento desde un punto de vista macroeconómico para considerar la inversión en activos financieros británicos, pero tradicionalmente han venido siendo una buena opción como alternativa a la renta variable en euros. La economía británica ha disfrutado de una excelente última década en la que ha conseguido crecer a un ritmo superior al de sus principales socios europeos.

Un gran dinamismo, una economía abierta que se ha situado entre los destinos favoritos para la inversión extranjera y flexibilidad laboral, son sólo algunos de los factores que indudablemente han permitido al Reino Unido superar el gran bache de los años ochenta.

Sin embargo, a lo largo de los últimos meses se ha visto cómo una considerable serie de indicadores económicos han empezado a levantar algunas preocupaciones entre los agentes económicos.

El maltrecho sector manufacturero, que en cualquier caso venía menguando durante años, ha acentuado sus caídas, las ventas minoristas llevan mostrando signos de debilidad tras años de fuerte expansión y las proyecciones de crecimiento económico están siendo recortadas.

No obstante, existe un sector que lleva ya más de un año mostrando síntomas de ralentización y que, sin duda, es el que más preocupa a la ciudadanía, y que no es otro que el de la vivienda. El Reino Unido, junto con España e Irlanda, ha sido uno de los países europeos donde la vivienda ha experimentado mayores subidas en los últimos años.

Del mismo modo que en España, el fulgurante ritmo de subidas ha llevado la preocupación a las autoridades económicas, que han avisado con frecuencia de la sobre valoración y de la insostenibilidad de las mismas. Según la fuente estadística y las zonas se llega a hablar hasta de persistentes caídas en los precios, pero lo que queda fuera de toda duda es el dramático descenso en el dinamismo de las ventas.

En cualquier caso, la situación actual y proyecciones para los próximos dos años todavía se sitúan claramente por encima de las renqueantes grandes economías de la zona euro. Trasladándonos a los mercados financieros y más en concreto a los bursátiles, el mejor comportamiento económico se ha traducido en retornos notablemente superiores.

Las rentabilidades del índice de referencia de la Bolsa de Londres, el Footsie 100 han venido siendo ligeramente superiores a las del Cac 40 francés o a las del Dax 30 alemán, tanto en lo transcurrido del año, como en plazos de uno, dos y tres años. Tomando en consideración un periodo más largo de cinco años, que viene a coincidir con el del inicio del último ciclo bajista hasta la actualidad, el FTSE 100 sólo pierde un 19,07% mientras que el Cac 40 y el Dax 30 acumulan minusvalías del 34,35% y del 33,55% respectivamente.

Su reflejo en los fondos de inversión ha sido claro pero se ha visto potenciado por la favorable evolución de la libra esterlina con respecto al euro en lo que va transcurrido de este año 2005. Así, los más de 30 fondos, pertenecientes a la categoría Lipper Renta Variable Reino Unido, registrados a la venta en España, acumulan una rentabilidad media del 13,01%, muy superior a la de las otras categorías de fondos de Bolsa europea, incluyendo la española. La revalorización de la libra con respecto al euro en ese mismo periodo se eleva a cerca del 6%, aunque hay que tener en cuenta que este elemento, positivo en esta ocasión, incrementa la volatilidad de estos fondos y en consecuencia eleva también su riesgo.

El fondo más destacado del año es el GAM Star UK Dynamic Equity GBP, que acumula una rentabilidad de nada menos que un 21,69% en el 2005. Se trata de un fondo de creación relativamente reciente que apuesta por una gestión claramente activa. Sus últimas carteras muestran ponderaciones elevadas en un sector como el energético, que tan destacado comportamiento ha tenido en los pasados meses. De hecho, las petroleras BP y Shell son los dos valores con mayor peso en la cartera.

Análisis: Las 'small caps' despuntan

¦bull;Como cabría esperar en el mercado bursátil más líquido, grande y desarrollado de Europa, las pequeñas compañías británicas, las small caps, también vienen superando a las grandes en rentabilidad, igual que en el resto del mundo.

¦bull;Como muestra, los tres fondos registrados a la venta en España, que invierten en small caps británicas, acumulan una rentabilidad media del 30,85% en los tres últimos años, comparado con el 13,36% de los fondos pertenecientes a la categoría principal de grandes compañías.